Saltar al contenido

Importancia de reciclar residuos

julio 20, 2022

La importancia del reciclaje para los niños

La importancia del reciclaje es algo que deberíamos enseñar a las nuevas generaciones a una edad muy temprana. El reciclaje y los proyectos de reciclaje para niños son áreas en las que deberíamos involucrarnos.

Enseñar a los niños a cuidar el medio ambiente es una experiencia de aprendizaje que influye en su crecimiento. Les proporciona habilidades de respeto, empatía, paciencia, responsabilidad y les enseña las consecuencias.

Pero también les enseña valiosas lecciones sobre la sostenibilidad y cómo queremos dejar el mundo a las generaciones futuras. Enseñar a los niños a reciclar correctamente es como pasarles el testigo de un futuro más limpio y brillante.

Tirar los plásticos, las latas y el papel al contenedor de reciclaje es algo más que clasificar los materiales reciclables. Es enseñar a los jóvenes a ahorrar dinero mostrándoles cómo pueden evitar los residuos. Con el reciclaje de latas y botellas, aprenden sobre los beneficios de cobrar en el hogar, además de descubrir que llevar sus reciclables a los Scouts ayuda a financiar los grupos. Esta apreciación aprendida del valor del dinero es una habilidad para toda la vida que se aprende mejor de joven.

La importancia del reciclaje ensayo

El reciclaje es una de las mejores formas de tener un impacto positivo en el mundo en el que vivimos. El reciclaje es importante tanto para el entorno natural como para la salud individual. Por ejemplo, con respecto al entorno natural:

Irlanda es uno de los países de la UE con mejores resultados en materia de reciclaje de residuos municipales. Sin embargo, un tercio de los alimentos que compran los irlandeses acaban en la basura, lo que cuesta al hogar medio hasta 1.000 euros al año. A nivel nacional, existen tres tipos de instalaciones de reciclaje permanentes y dos opciones no permanentes para los particulares en lo que respecta al reciclaje: los bancos de traída, los lugares de esparcimiento cívico y los centros de reciclaje (permanentes), y la recogida en la acera y el compostaje (no permanentes).

Los puntos de servicio cívico son similares a los bancos de materiales, pero pueden aceptar una mayor variedad de artículos. Están construidos específicamente, cuentan con personal y tienen un horario de apertura definido. En general, aceptan papel, cartón, botellas de plástico y vidrio, latas de bebidas y de alimentos, textiles y calzado, equipos eléctricos, tubos fluorescentes, aceites usados y residuos de bricolaje.

Plástico

En primer lugar, quiero que tengamos clara la definición de reciclaje. Se puede definir como el proceso de convertir artículos que la gente considera basura en algo beneficioso para el medio ambiente.

De hecho, los plásticos no se descomponen. Si se dejan en un lugar podrían causar daños al medio ambiente. Por ejemplo, los materiales plásticos en el interior de un canalón podrían impedir que el agua fluyera, lo que podría dar lugar a inundaciones, poniendo en peligro vidas y propiedades.Publicidad

Lo más fácil es recoger los materiales de plástico para reciclarlos. Y, en caso de que no estés seguro de qué artículos reciclar, escoge los plásticos, júntalos y entrégalos a los vendedores de bebidas locales. Ellos los apreciarán. Puedes llevar tus artículos de plástico a las empresas/agencias de reciclaje adecuadas que compran productos reciclables, convirtiendo la basura en dinero.

En todo el mundo, un buen número de peces mueren cada día a causa de la contaminación del agua. Mucha gente ignora o no se preocupa por el bienestar de las masas de agua. No saben o no les importa que estos animales puedan resultar perjudicados.

La importancia de reciclar el plástico

El reciclaje es el proceso de convertir materiales de desecho en nuevos materiales y objetos. La recuperación de energía a partir de materiales de desecho suele incluirse en este concepto. La reciclabilidad de un material depende de su capacidad para volver a adquirir las propiedades que tenía en su estado original[1] Es una alternativa a la eliminación «convencional» de residuos que puede ahorrar material y ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. También puede evitar el desperdicio de materiales potencialmente útiles y reducir el consumo de materias primas frescas, reduciendo el uso de energía, la contaminación del aire (por la incineración) y del agua (por el vertido).

El reciclaje es un componente clave de la reducción moderna de residuos y es el tercer componente de la jerarquía de residuos «Reducir, Reutilizar y Reciclar»[2][3] Promueve la sostenibilidad medioambiental al eliminar la entrada de materias primas y redirigir la salida de residuos en el sistema económico[4] Existen algunas normas ISO relacionadas con el reciclaje, como la ISO 15270:2008 para los residuos plásticos y la ISO 14001:2015 para el control de la gestión medioambiental de la práctica del reciclaje.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad