Saltar al contenido

¿Cuánto dura una pila de hidrógeno?

marzo 17, 2022
¿Cuánto dura una pila de hidrógeno?

Bmw hidrógeno

El tipo más común de pila de combustible para aplicaciones en vehículos es la pila de combustible de membrana electrolítica de polímero (PEM). En una pila de combustible PEM, una membrana electrolítica se intercala entre un electrodo positivo (cátodo) y un electrodo negativo (ánodo). Se introduce hidrógeno en el ánodo y oxígeno (del aire) en el cátodo. Las moléculas de hidrógeno se rompen en protones y electrones debido a una reacción electroquímica en el catalizador de la pila de combustible. Los protones viajan entonces a través de la membrana hasta el cátodo.

Los electrones se ven obligados a viajar a través de un circuito externo para realizar un trabajo (proporcionando energía al coche eléctrico) y luego se recombinan con los protones en el lado del cátodo, donde los protones, los electrones y las moléculas de oxígeno se combinan para formar agua. Consulte la infografía del vehículo eléctrico de pila de combustible (FCEV) para obtener más información sobre el proceso.

Qué son las pilas de combustible

Cómo funcionaEn su forma más sencilla, una pila de combustible de hidrógeno crea electricidad combinando gas hidrógeno y oxígeno para formar agua. La electricidad se utiliza entonces para alimentar motores eléctricos o se almacena en baterías para su uso posterior. La electricidad, el agua limpia y el aire caliente son los únicos subproductos, lo que convierte a las pilas de combustible de hidrógeno en una fuente de energía sostenible y con cero emisiones.

SeguridadEl hidrógeno es un combustible ampliamente probado y comprobado para el uso diario. Con un historial de décadas de uso seguro y eficaz en las industrias química y aeroespacial, el hidrógeno es tan seguro como la gasolina utilizada para alimentar los vehículos de uso cotidiano. El hidrógeno, el más ligero de todos los elementos, no es tóxico y se disipa rápidamente en la atmósfera.

Al igual que todos los vehículos que circulan por la carretera, los vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV) son ampliamente probados y diseñados teniendo en cuenta la seguridad por los principales fabricantes de automóviles de todo el mundo. Los vehículos están equipados con una serie de sistemas y características de seguridad estándar que incluyen tanques de almacenamiento de combustible a bordo envueltos en fibra de carbono, que deben cumplir los criterios aplicables del Departamento de Transporte antes de ser utilizados en un vehículo. Como prueba adicional de su seguridad, las carretillas elevadoras de pila de combustible de hidrógeno se están utilizando ampliamente hoy en día en grandes almacenes. Probablemente haya un vehículo de hidrógeno en uso cerca de donde usted trabaja, vive o se desplaza.

Batería de hidrógeno de Toyota

El hidrógeno es un potencial cambio de paradigma que puede desempeñar un papel importante, junto con la electrificación de las baterías y los combustibles renovables, en la creación de las sociedades neutras en carbono del futuro. El hidrógeno es un portador de energía con cualidades que pueden ayudar a reducir la suma neta de las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, mientras que los vehículos y máquinas eléctricos a pilas y los biocombustibles pueden descarbonizar el transporte ya hoy, los transportes y las infraestructuras a gran escala impulsados por hidrógeno siguen perteneciendo al futuro.

El hidrógeno en sí mismo es un gas incoloro, pero existen unos nueve códigos de color para identificarlo: hidrógeno verde, amarillo, blanco, negro, marrón, rosa, turquesa, gris y azul. Los códigos de colores del hidrógeno hacen referencia a la fuente o al proceso utilizado para producirlo.

Las pilas de combustible como concepto y el uso del hidrógeno como portador de energía no son nada nuevo, pero el desarrollo de la tecnología de las pilas de combustible de hidrógeno que es viable para su uso en sistemas e infraestructuras de transporte comercial se está acelerando. Sin embargo, aún faltan algunos años para que esté disponible comercialmente. Las pilas de combustible para vehículos y máquinas comerciales tienen el potencial de convertirse en algo esencial para el futuro del transporte y las infraestructuras, donde nos esforzamos por acelerar el desarrollo, la producción y la comercialización de soluciones de pilas de combustible de hidrógeno.

Gama de coches de hidrógeno de Toyota

Las pilas de combustible funcionan como las baterías, pero no se agotan ni necesitan recargarse. Producen electricidad y calor siempre que se les suministre combustible. Una pila de combustible está formada por dos electrodos -un electrodo negativo (o ánodo) y un electrodo positivo (o cátodo)- que rodean un electrolito. El ánodo recibe un combustible, como el hidrógeno, y el cátodo, aire. En una pila de combustible de hidrógeno, un catalizador situado en el ánodo separa las moléculas de hidrógeno en protones y electrones, que toman caminos diferentes hacia el cátodo. Los electrones pasan por un circuito externo, creando un flujo de electricidad. Los protones migran a través del electrolito hasta el cátodo, donde se unen con el oxígeno y los electrones para producir agua y calor. Más información:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad