Saltar al contenido

¿Cuál es el combustible del futuro?

marzo 16, 2022
¿Cuál es el combustible del futuro?

Motor de hidrógeno

El hidrógeno es un potencial cambio de paradigma que puede desempeñar un papel importante, junto con la electrificación de las baterías y los combustibles renovables, en la creación de las sociedades neutras en carbono del futuro. El hidrógeno es un portador de energía con cualidades que pueden ayudar a reducir la suma neta de las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, mientras que los vehículos y máquinas eléctricos a pilas y los biocombustibles pueden descarbonizar el transporte ya en la actualidad, los transportes y las infraestructuras a gran escala impulsados por hidrógeno siguen perteneciendo al futuro.

El hidrógeno en sí mismo es un gas incoloro, pero existen unos nueve códigos de color para identificarlo: hidrógeno verde, amarillo, blanco, negro, marrón, rosa, turquesa, gris y azul. Los códigos de colores del hidrógeno hacen referencia a la fuente o al proceso utilizado para producirlo.

Las pilas de combustible como concepto y el uso del hidrógeno como portador de energía no son nada nuevo, pero el desarrollo de la tecnología de las pilas de combustible de hidrógeno que es viable para su uso en sistemas e infraestructuras de transporte comercial se está acelerando. Sin embargo, aún faltan algunos años para que esté disponible comercialmente. Las pilas de combustible para vehículos y máquinas comerciales tienen el potencial de convertirse en algo esencial para el futuro del transporte y las infraestructuras, donde nos esforzamos por acelerar el desarrollo, la producción y la comercialización de soluciones de pilas de combustible de hidrógeno.

Cnbc energía del hidrógeno

¿Cómo se crean combustibles sintéticos neutros en carbono? ¿Dónde se pueden utilizar?    ¿Qué se puede hacer para acelerar la descarbonización y, con el tiempo, sustituir por completo el uso de combustibles fósiles? – Te presentamos a Power-to-X, el nuevo superhéroe. La descarbonización y la lucha contra el cambio climático están entrando en un nuevo capítulo. A medida que el mundo avanza hacia sistemas de alimentación basados en fuentes de energía 100% renovables, se necesitan nuevas soluciones para lograr un equilibrio adecuado en la producción mundial de energía.

Ya existen tecnologías para sustituir a los fósiles. Con una sociedad neutra en carbono por fin a la vista, Power-to-X es uno de los cambios más interesantes en la industria energética actual. Básicamente, Power-to-X es un proceso que permite crear

de combustibles sintéticos neutros en carbono y renovables mediante la captura de CO₂ del aire y su combinación con hidrógeno. El hidrógeno puede utilizarse “tal cual” en muchas aplicaciones, pero eso no es todo lo que el hidrógeno puede hacer para agitar los mercados energéticos.

energía. De hecho, Power-to-X puede utilizarse para producir combustibles como metano sintético, metanol, amoníaco, queroseno, gasolina y gasóleo. Echemos un vistazo para saber de qué están hechos, para qué sirven y de qué tipo.

El gas hidrógeno

El hidrógeno es el elemento más abundante del universo. Se utiliza como insumo en el refinado de petróleo, la producción de amoníaco y metanol y la fabricación de acero. La actual demanda mundial de hidrógeno es de más de 70 millones de toneladas al año.

El suministro de hidrógeno a los usuarios industriales es ahora un negocio importante en todo el mundo. La demanda de hidrógeno, que se ha multiplicado por más de tres desde 1975, sigue aumentando, abastecida casi en su totalidad por combustibles fósiles, con un 6% del gas natural mundial y un 2% del carbón mundial destinados a la producción de hidrógeno.

  ¿Cuánto cuesta el kg de hidrógeno?

El número de países con políticas que apoyan directamente la inversión en tecnologías del hidrógeno está aumentando, junto con el número de sectores a los que se dirigen. En la actualidad hay unos 50 objetivos, mandatos e incentivos de políticas en vigor que apoyan directamente el hidrógeno, la mayoría de ellos centrados en el sector del transporte.

Casi todo el hidrógeno actual se produce a partir de hidrocarburos como el gas natural y el carbón. Como consecuencia, la producción de hidrógeno es responsable de la emisión de unos 830 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, lo que equivale a las emisiones combinadas de CO2 del Reino Unido y Francia.

El futuro de las pilas de combustible

Ahora parece que el futuro ha llegado, ya que siete de los mayores promotores de proyectos de hidrógeno verde se han unido para lanzar la Iniciativa de Catapulta del Hidrógeno Verde, en un intento de multiplicar por 50 la producción de hidrógeno verde en los próximos seis años.

El hidrógeno verde se produce mediante energías renovables y electrólisis para dividir el agua, y es distinto del hidrógeno gris, que se produce a partir del metano y libera gases de efecto invernadero a la atmósfera, y del hidrógeno azul, que captura esas emisiones y las almacena bajo tierra para evitar que causen el cambio climático.

Un análisis reciente sugiere que 2 dólares/kg es un punto de inflexión potencial que hará que el hidrógeno verde y sus combustibles derivados sean competitivos en múltiples sectores, como la producción de acero y fertilizantes, la generación de energía y el transporte marítimo de largo alcance. El amoníaco verde, que se fabrica a partir del hidrógeno verde, se está probando como posible sustituto de los combustibles fósiles en la generación de energía térmica, lo que reduciría en gran medida la intensidad de las emisiones de la infraestructura energética existente.

  ¿Cuántos kWh tiene 1 kg de hidrógeno?
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad