Saltar al contenido

¿Qué ventajas tienen las centrales hidroeléctricas?

marzo 17, 2022
¿Qué ventajas tienen las centrales hidroeléctricas?

Cuánto cuesta construir una central hidroeléctrica

En 2020, el 7% de la energía generada en Estados Unidos procedía de centrales hidroeléctricas a gran escala. La hidroelectricidad, creada por las centrales hidroeléctricas, es una forma popular de energía renovable que utiliza el flujo de agua para generar electricidad.

Es una gran fuente de energía renovable porque el agua suele ser muy abundante, pero tiene algunos inconvenientes medioambientales. Aunque la fuente de energía en sí misma no contiene dióxido de carbono, la construcción de presas a lo largo de un río puede tener consecuencias para las especies de peces autóctonas.

La forma más popular de energía hidráulica, también conocida como energía hidroeléctrica, es una gran presa que retiene el agua en un embalse, como el de la imagen siguiente. Cuando se necesita electricidad, se libera el agua del embalse, que impulsa las turbinas para producir electricidad.

Dado que el agua es la fuente de energía que impulsa una central hidroeléctrica, no se emite contaminación durante la generación de energía. Ambos factores hacen que la energía hidroeléctrica sea renovable, porque el agua se repone de forma natural y porque no es una fuente de emisiones de gases de efecto invernadero.

Pros y contras de la energía hidroeléctrica

Examinar los pros y los contras de la energía hidroeléctricaLa energía hidroeléctrica tiene la capacidad de generar electricidad sin emitir gases de efecto invernadero, sin embargo, también puede causar amenazas ambientales y sociales, como el daño al hábitat de la vida silvestre y la calidad del agua dañada.Sep 18th, 2018Allison JensenLa energía hidroeléctrica es la fuente de energía renovable más importante y ampliamente utilizada. La energía hidroeléctrica representa alrededor del 17% de la producción total de electricidad. Las industrias también utilizan otras fuentes renovables, como la madera, los residuos municipales, el gas de vertedero, la biomasa y la energía geotérmica para generar electricidad.

China es el mayor productor de hidroelectricidad, seguido de Canadá, Brasil y Estados Unidos. Aproximadamente dos tercios del potencial económico hidroeléctrico están por desarrollar. Los recursos hidroeléctricos sin explotar siguen siendo abundantes en América Latina, África Central, India y China.

La energía hidroeléctrica tiene la capacidad de generar electricidad sin emitir gases de efecto invernadero. Sin embargo, también puede causar amenazas ambientales y sociales, como el daño al hábitat de la vida silvestre, el deterioro de la calidad del agua, la obstrucción de la migración de los peces y la disminución de los beneficios recreativos de los ríos.

Historia de la energía hidroeléctrica

Hidro es una palabra griega que significa agua. La hidroelectricidad es la conversión de la energía mecánica del agua en electricidad. La electricidad hidráulica se genera cuando la fuerza del agua que cae de las presas, los ríos o las cascadas se utiliza para hacer girar las turbinas, que a su vez accionan generadores que producen electricidad. La energía producida se dirige a una subestación, donde los transformadores «elevan» la tensión antes de su transmisión a la red eléctrica.

El primer paso en la generación de energía en una central hidroeléctrica es la recogida de la escorrentía de la lluvia y la nieve estacionales en lagos, arroyos y ríos, durante el ciclo hidrológico. La escorrentía fluye hacia las presas aguas abajo. El agua cae a través de una presa, en la central hidroeléctrica y hace girar una gran rueda llamada turbina. La turbina convierte la energía del agua que cae en energía mecánica para accionar el generador. Después de este proceso, la electricidad se transfiere a las comunidades a través de las líneas de transmisión y el agua se devuelve a los lagos, arroyos o ríos.

Consecuencias medioambientales de la energía hidroeléctrica

La necesidad de acceder a una energía sostenible se ha convertido en una prioridad en la agenda internacional. En las últimas décadas, la energía hidroeléctrica se ha consolidado como una solución a esta demanda y una fuente de energía renovable muy valiosa en todo el mundo.

La energía hidráulica, también conocida como energía hidroeléctrica, aprovecha la fuerza del agua en movimiento para producir electricidad. El uso de los recursos hídricos como fuente de energía es una práctica milenaria. En el siglo IV a.C., el imperio persa ya utilizaba ruedas hidráulicas para regar los campos y molinos de agua para moler el grano.

Su mayor desarrollo llegaría con la revolución industrial en Gran Bretaña, cuando se utilizó como fuente de energía para los nuevos inventos. Concretamente, a finales del siglo XIX, James B. Francis consiguió desarrollar una turbina hidráulica de gran eficacia, dando lugar a la turbina Francis, capaz de transformar la energía potencial del agua en energía rotacional aplicada a un eje. En la actualidad, la turbina Francis es la más utilizada en las centrales hidroeléctricas renovables.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad