Saltar al contenido

¿Qué diferencia hay entre presa y represa?

marzo 17, 2022
¿Qué diferencia hay entre presa y represa?

Diferencia entre lago y presa

Los lagos son grandes masas de agua estancada, formadas naturalmente o creadas por el hombre con fines recreativos. Los niveles de agua no suelen fluctuar mucho y los márgenes suavemente ondulados albergan una gran variedad de flora y fauna asociada.

Los lagos también desempeñan una importante función estética y, en el contexto de los parques diseñados, los paisajes son importantes activos patrimoniales. El lago Baikal es el lago de agua dulce más antiguo, más grande y más profundo del mundo, con casi una milla de profundidad y más de 23.000 kilómetros cúbicos de agua.

Embalses: Para mucha gente, un embalse es lo mismo que un lago. Pero, en realidad, un embalse es un lago artificial que se crea cuando se construye una presa en un río. El agua del río retrocede detrás de la presa creando un embalse. Los embalses se construyen principalmente para abastecer de agua a los hogares, a la industria, a la agricultura como almacenamiento de invierno para el riego de cultivos o, en algunos casos, para la generación de energía eléctrica. Los embalses de tierras altas se conocen comúnmente como embalses de contención, ya que se construyen a través de los valles de los ríos.

Diferencia entre presa y embalse y presa

Desde la costa, los embalses y las presas pueden parecer muy similares. Esto no es sorprendente, ya que un embalse es en realidad un lago artificial. Además, la física, la química y la biología de los lagos y los embalses también son similares. Sin embargo, a pesar de estas similitudes, también existen importantes diferencias entre los lagos y los embalses. La diferencia más obvia entre ambos es el proceso de formación, ya que los lagos se forman de forma natural, mientras que los embalses son artificiales.

Un lago es una gran masa de agua rodeada de tierra. Los lagos están formados por depresiones que recogen el agua de los ríos cercanos o que sorben el agua del subsuelo. No forman parte de los océanos y, por tanto, son distintos de las lagunas. Los lagos se encuentran principalmente en las zonas de fisura, en las áreas montañosas y en las zonas que han sufrido glaciación. No están distribuidos uniformemente por el planeta debido a la naturaleza caótica del patrón de drenaje mundial. A pesar de su tamaño, los lagos son temporales y están sujetos a escalas de tiempo geológicas, ya que acaban llenándose de sedimentos y derramándose. La mayoría de los lagos de la Tierra son de agua dulce y se encuentran en el hemisferio norte. Canadá contiene unos 2 millones de lagos, de los cuales 31.500 tienen una superficie superior a 1,2 millas cuadradas, mientras que Finlandia contiene más de 56.000 lagos de más de 110.000 pies cuadrados. La mayoría de los lagos están drenados por al menos un río o arroyo que mantiene su nivel medio de agua eliminando el exceso de agua. Otros lagos carecen de salida natural y sólo pierden agua por filtración subterránea o evaporación. El Mar Caspio es el mayor lago del mundo en términos de superficie, mientras que el Lago Superior es el mayor lago de agua dulce. El lago Baikal, en Siberia, es el mayor lago de agua dulce por volumen, así como el más profundo y antiguo del mundo. El lago Tanganica, en África oriental, es el más largo, con una longitud total de 410 millas.

  ¿Dónde se utilizan las turbinas hidráulicas?

Diferencia entre presa y embalse

Hay muchos ejemplos de cómo las actividades humanas alteran los hábitats de las especies, como el represamiento de lagos o ríos para crear embalses. Construimos presas para crear embalses que proporcionen agua y generen electricidad para las necesidades humanas. Los científicos han aprendido que la construcción de nuevas presas y la creación de embalses en lagos y ríos cambia el hábitat local, haciéndolo inadecuado para muchas especies que antes vivían allí. A través de procesos conocidos como caudales ambientales, los embalses pueden funcionar para parecerse a los lagos naturales. Sin embargo, no hemos llevado un buen registro de dónde construimos embalses, por lo que los científicos han ideado formas creativas de cartografiar dónde se encuentran éstos y las presas asociadas en todo el mundo. Cuando sabemos dónde se encuentran los embalses y las presas, estamos mejor preparados para determinar cómo han alterado las aguas superficiales del planeta y han afectado a los animales, las plantas y los seres humanos.

Los embalses, por su parte, se forman detrás de las presas creadas por el ser humano, y varían en tamaño desde estanques de agua que se encuentran en las afueras de una ciudad hasta masas de agua más grandes que llenan cañones enteros detrás de las presas. A diferencia de los lagos, que se forman por procesos naturales, los embalses son creados por el ser humano para proporcionar agua e hidroelectricidad para nuestras propias necesidades [1]. Los seres humanos llevan miles de años construyendo pequeños embalses; ¡algunos embalses de Sri Lanka existen desde el año 300! Los embalses más grandes asociados a las presas construidas para el suministro de agua o la hidroelectricidad se crean embalsando ríos o lagos. Se considera que un embalse es grande si contiene más de 3 millones de metros cúbicos de agua, aproximadamente lo mismo que 1.200 piscinas olímpicas [1]. En los últimos 100 años se han construido embalses más grandes en ríos y lagos más grandes, como las presas hidroeléctricas de Nalubaale y Kiira, que controlan los niveles de agua del lago Victoria en África, el mayor lago tropical del mundo (Figura 1).

  ¿Cómo se produce la energía hidráulica paso a paso?

Diferencia entre embalse y estanque

Los embalses pueden crearse de varias maneras, como por ejemplo controlando un curso de agua que drena una masa de agua existente, interrumpiendo un curso de agua para formar un embalsamiento dentro de él, mediante una excavación o construyendo cualquier número de muros de contención o diques.

Definidos como espacios de almacenamiento de fluidos, los depósitos pueden contener agua o gases, incluidos los hidrocarburos. Los depósitos de tanque los almacenan en tanques a nivel del suelo, elevados o enterrados. Los depósitos de agua también se denominan cisternas. La mayoría de los depósitos subterráneos se utilizan para almacenar líquidos, principalmente agua o petróleo, bajo tierra.

Embalse de Cherokee en Tennessee. Se formó tras el embalse del valle del río Holston por la Autoridad del Valle de Tennessee en 1941 como parte de los esfuerzos del New Deal para llevar electricidad al valle de Tennessee.

Una presa construida en un valle depende de la topografía natural para proporcionar la mayor parte de la cuenca del embalse. Las presas suelen estar situadas en la parte estrecha de un valle aguas abajo de una cuenca natural. Las laderas del valle actúan como paredes naturales, y la presa se sitúa en el punto más estrecho práctico para proporcionar resistencia y el menor coste de construcción. En muchos proyectos de construcción de embalses hay que trasladar y realojar a personas, trasladar artefactos históricos o reubicar entornos raros de los pueblos romanos. Algunos ejemplos son los templos de Abu Simbel[1] (que se trasladaron antes de la construcción de la presa de Asuán para crear el lago Nasser a partir del Nilo en Egipto), el traslado del pueblo de Capel Celyn durante la construcción de Llyn Celyn,[2] y el traslado de Borgo San Pietro de Petrella Salto durante la construcción del lago Salto.

  ¿Cómo funciona la planta hidroeléctrica?
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad