Saltar al contenido

¿Cuántos tipos de presas hidráulicas hay?

marzo 17, 2022
¿Cuántos tipos de presas hidráulicas hay?

Términos de hidroelectricidad

Una presa hidroeléctrica es uno de los principales componentes de una instalación hidroeléctrica. Una presa es una gran estructura artificial construida para contener alguna masa de agua. Además de construirse con el fin de producir energía hidroeléctrica, las presas se crean para controlar el caudal de los ríos y regular las inundaciones[2]. En algunos ríos se construyen presas a pequeña escala, conocidas como azudes, para controlar y medir el caudal de agua.

Las presas son un tipo de estructura de contención, que son estructuras construidas para crear grandes masas de agua estancada conocidas como embalses. Estos embalses pueden utilizarse para el riego, la generación de electricidad o el suministro de agua. Estas estructuras se construyen sobre el lecho de los ríos y retienen el agua, elevando su nivel. Pueden construirse diques junto a la presa para aumentar su eficacia, impidiendo que el agua salga del embalse por vías secundarias[3].

Las presas pueden ser desde estructuras relativamente pequeñas hasta extremadamente grandes. La presa más alta de Estados Unidos se encuentra cerca de Oroville (California) y tiene 230 metros de altura y 1,6 kilómetros de ancho[2] La presa más grande del mundo es la de Jinping, en el río Yalong (China), con 305 metros de altura. En Canadá hay más de 10.000 presas, de las cuales 933 están clasificadas como grandes presas[4] La presa más alta de Canadá es la de Mica, en el río Columbia, con 243 metros de altura. Otra presa canadiense notable es la de W.A.C Bennett, en el río Peace, que destaca por su gran volumen de embalse, de 7,4 x 109 metros cúbicos, y su altura de 190,5 metros.

Hidroeléctrica británica

¿Qué es una perspectiva? Las perspectivas son diferentes marcos desde los que explorar el conocimiento en torno al saneamiento y la gestión sostenible del agua. Las perspectivas son como filtros: recopilan y estructuran la información relacionada con un tema, una región o un contexto determinado. Esto le permite navegar rápidamente hacia el contenido de su interés particular, a la vez que promueve la comprensión holística del saneamiento y la gestión del agua sostenibles.

La energía hidroeléctrica es un método de generación de electricidad que utiliza el agua en movimiento (energía cinética) para producir electricidad. En las centrales hidroeléctricas a gran escala, el agua en movimiento acciona grandes turbinas de agua, y se necesitan presas para almacenar agua en lagos, embalses y ríos para su posterior liberación. El agua almacenada puede utilizarse tanto para la generación de energía como para el riego, la industria o el uso doméstico. Aunque la energía hidroeléctrica se considera una fuente de energía limpia y fiable en muchos países, tiene importantes repercusiones medioambientales y sociales. La creación de un embalse suele generar grandes cantidades de metano, un potente gas de efecto invernadero. Las presas también tienen un gran impacto en la fauna y los ecosistemas locales y provocan el desplazamiento de los residentes locales. Hoy en día, la industria hidroeléctrica está invirtiendo en proyectos de investigación y mitigación para reducir los efectos medioambientales adversos que las presas pueden tener sobre la calidad del agua, los caudales de los ríos y los hábitats de los peces.

Centrales hidroeléctricas

La energía hidroeléctrica, también llamada energía hidroeléctrica o hidroelectricidad, es una forma de energía que aprovecha la fuerza del agua en movimiento -como el agua que fluye por un salto- para generar electricidad. La gente ha utilizado esta fuerza durante milenios. Hace más de dos mil años, los griegos utilizaban el agua en movimiento para hacer girar la rueda de su molino y convertir el trigo en harina.

La mayoría de las centrales hidroeléctricas tienen un depósito de agua, una compuerta o válvula para controlar la cantidad de agua que sale del depósito y una salida o lugar donde el agua termina después de fluir hacia abajo. El agua adquiere energía potencial justo antes de derramarse por la parte superior de una presa o de descender por una colina. La energía potencial se convierte en energía cinética a medida que el agua fluye cuesta abajo. El agua puede utilizarse para hacer girar las palas de una turbina y generar electricidad, que se distribuye a los clientes de la central.

Hay tres tipos diferentes de centrales hidroeléctricas, siendo la más común la de embalse. En una instalación de embalse, se utiliza una presa para controlar el flujo de agua almacenada en una piscina o embalse. Cuando se necesita más energía, se libera el agua de la presa. Una vez liberada el agua, la gravedad toma el control y el agua fluye hacia abajo a través de una turbina. Cuando las palas de la turbina giran, hacen funcionar un generador.

Energía hidroeléctrica

En el caso de la presa de Engolasters, sirve para retener el agua derivada de los ríos, crear un desnivel y aprovechar su energía gracias a la infraestructura asociada. En los demás lagos, la presa sirve para guardar el agua procedente del deshielo de primavera y de las lluvias de verano y otoño. Antes de que comience el invierno y se congelen los ríos, el agua embalsada se devuelve al río para aumentar su caudal y aprovechar su energía en Engolasters donde se recoge.

Las presas de los lagos de alta montaña tienen un papel muy importante en la producción de electricidad en Andorra. Su capacidad de embalse puede generar hasta 6,5 millones de kWh de electricidad al año, lo que representaría el 1,1% del consumo total del país.

Además hay que construir un túnel de vaciado para vaciar el lago y así aprovechar el agua embalsada. Este túnel se hace desde el punto más bajo del lago y hasta una zona situada bajo la presa donde se coloca una válvula que actúa como un grifo para abrir o cerrar la corriente de agua. La válvula suele cerrarse al principio de la primavera para guardar el agua del deshielo y de las lluvias del periodo estival. Esto llena el lago y, si es necesario, el exceso de agua se vierte por el canal de descarga de la presa. A principios de diciembre, antes de las heladas, se abre la válvula para vaciar progresivamente el embalse y aumentar el caudal del río para que el agua se utilice para producir electricidad en la central hidroeléctrica de Encamp, situada debajo del lago de Engolasters, donde se ha derivado el agua de los ríos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad