Saltar al contenido

¿Cómo se puede aprovechar la energía hidráulica?

marzo 20, 2022
¿Cómo se puede aprovechar la energía hidráulica?

Presa hidroeléctrica

El tipo más común de central hidroeléctrica es una instalación de embalse. Una instalación de embalse, normalmente un gran sistema hidroeléctrico, utiliza una presa para almacenar el agua del río en un embalse. El agua liberada del embalse fluye a través de una turbina, haciéndola girar, que a su vez activa un generador para producir electricidad. El agua puede liberarse para satisfacer las necesidades cambiantes de electricidad u otras necesidades, como el control de inundaciones, las actividades recreativas, el paso de los peces y otras necesidades medioambientales y de calidad del agua.

Upstream Tech utilizó el aprendizaje automático y los datos satelitales para desarrollar previsiones más precisas del caudal de los ríos que ayudarán a los promotores y reguladores de la energía hidroeléctrica a tomar decisiones más informadas sobre los futuros proyectos y operaciones hidroeléctricas.

Energía hidroeléctrica

En la planta, el agua fluye a través de una tubería -también conocida como tubería forzada- y luego hace girar las palas de una turbina, que, a su vez, hace girar un generador que finalmente produce electricidad. La mayoría de las instalaciones hidroeléctricas convencionales funcionan de este modo, incluidos los sistemas de funcionamiento en el río y los sistemas de almacenamiento por bombeo.

Upstream Tech utilizó el aprendizaje automático y los datos de los satélites para elaborar previsiones más precisas del caudal de los ríos que ayudarán a los promotores y reguladores de la energía hidroeléctrica a tomar decisiones más informadas sobre los futuros proyectos y operaciones hidroeléctricas.

¿Cómo funciona la energía hidroeléctrica?

El Reino Unido genera actualmente (2011) alrededor del 1,5% de su electricidad a partir de sistemas hidroeléctricos. Aunque el potencial de desarrollo a gran escala es limitado, existe la posibilidad de explotar nuestros recursos hidroeléctricos restantes a pequeña escala de forma sostenible.

La energía hidroeléctrica es la energía derivada del agua que fluye. Puede provenir de los ríos o de instalaciones artificiales, en las que el agua fluye desde un embalse de alto nivel hacia abajo a través de un túnel y fuera de una presa.

Las turbinas situadas en el flujo de agua extraen su energía cinética y la convierten en energía mecánica. Esto hace que las turbinas giren a gran velocidad, impulsando un generador que convierte la energía mecánica en energía eléctrica.

Los sistemas de flujo de agua utilizan la corriente natural del río, donde una presa puede mejorar la continuidad del flujo. Tanto los sistemas de almacenamiento como los de funcionamiento pueden ser sistemas de desviación, en los que el agua se canaliza desde un río, lago o embalse hasta una central eléctrica remota que contiene la turbina y el generador.

El almacenamiento por bombeo incorpora dos embalses. En los momentos de baja demanda, generalmente por la noche, se utiliza la electricidad para bombear el agua del embalse inferior al superior. Esta agua se libera entonces para crear energía en un momento en que la demanda, y por tanto el precio, es alto. Aunque no se considera una energía renovable (por su dependencia de la electricidad), la acumulación por bombeo es muy buena para mejorar la eficiencia energética general.

Cómo aprovechar la energía hidroeléctrica

¿Cómo se obtiene la electricidad del agua? En realidad, las centrales hidroeléctricas y las de carbón producen electricidad de forma similar. En ambos casos se utiliza una fuente de energía para hacer girar una pieza similar a una hélice llamada turbina.

Entonces, ¿cómo se obtiene electricidad a partir del agua? En realidad, las centrales hidroeléctricas y las de carbón producen electricidad de forma similar. En ambos casos se utiliza una fuente de energía para hacer girar una pieza parecida a una hélice llamada turbina, que a su vez hace girar un eje metálico en un generador eléctrico, que es el motor que produce la electricidad. Una central eléctrica de carbón utiliza el vapor para hacer girar los álabes de la turbina, mientras que una central hidroeléctrica utiliza el agua que cae para hacer girar la turbina. Los resultados son los mismos.

La teoría consiste en construir una presa en un río grande que tenga un gran desnivel (no hay muchas centrales hidroeléctricas en Kansas o Florida). La presa almacena mucha agua detrás en el embalse. Cerca de la parte inferior del muro de la presa está la toma de agua. La gravedad hace que caiga por la tubería forzada dentro de la presa. Al final de la tubería forzada hay una turbina propulsora, que gira gracias al agua en movimiento. El eje de la turbina sube al generador, que produce la energía. Al generador se conectan líneas eléctricas que llevan la electricidad a tu casa y a la mina. El agua sigue pasando por la hélice a través del canal de desagüe hasta el río más allá de la presa. Por cierto, ¡no es buena idea estar jugando en el agua justo debajo de una presa cuando se libera el agua!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad