Saltar al contenido

¿Cómo se construyen las presas de agua?

marzo 16, 2022
¿Cómo se construyen las presas de agua?

Cómo funcionan las presas (hidropresas)

Una presa es una barrera que atraviesa el agua que fluye y que obstruye, dirige o retrasa el flujo, creando a menudo un embalse, un lago o una presa. En el inglés australiano y sudafricano, la palabra «dam» también puede referirse al embalse en lugar de a la estructura. La mayoría de las presas tienen una sección llamada vertedero o presa sobre la que o a través de la cual se pretende que el agua fluya de forma intermitente o continua.

Algunas de las primeras presas se construyeron en Mesopotamia hace hasta 7.000 años. Se utilizaron para controlar el nivel del agua, ya que el clima de Mesopotamia afectaba a los ríos Tigris y Éufrates y podía ser bastante impredecible. Se cree que la primera presa de la que se tiene constancia fue la del río Nilo, en Kosheish, donde se construyó una estructura de mampostería de 15 m de altura hacia el año 2900 a.C. para abastecer de agua a la capital de Menfis. Tipos de presas

Las presas de madera se utilizaron mucho al principio de la revolución industrial y en las zonas fronterizas por su facilidad y rapidez de construcción. Raramente construidas en tiempos modernos por el ser humano debido a su vida útil relativamente corta y a la altura limitada a la que pueden construirse, las presas de madera deben mantenerse constantemente húmedas para mantener sus propiedades de retención de agua y limitar el deterioro por putrefacción, de forma similar a un barril. Los lugares en los que resulta más económico construir presas de madera son aquellos en los que la madera es abundante, el cemento es costoso o difícil de transportar, y se requiere una presa de desviación de baja altura o la longevidad no es un problema. Las presas de madera fueron muy numerosas en el pasado, sobre todo en el oeste norteamericano, pero la mayoría han fracasado, se han ocultado bajo terraplenes o se han sustituido por estructuras totalmente nuevas. Las presas de madera se construían con maderas pesadas o troncos, a la manera de una casa de madera, y el interior se rellenaba con tierra o escombros. Las presas de madera en forma de cuna eran estructuras más elegantes que empleaban diversos métodos de construcción y utilizaban maderas pesadas para sostener una disposición de tablones que retuvieran el agua. La madera, en forma de palos, ramas y cañas, es el material básico utilizado por los castores, a menudo con la adición de barro o piedras. Presas de terraplén

La construcción de la presa Hoover

El desafío del hombre a la naturaleza es un muro construido contra la fuerza de un río. Una barrera que cambia el curso del agua, altera el paisaje y transforma un recurso natural en un valioso activo para el desarrollo, tanto para la agricultura como para el suministro de energía. Ése es el papel de las 50.000 grandes presas que hay en el mundo, de las cuales 8.200 tienen centrales hidroeléctricas, según la Comisión Internacional de Grandes Presas, organización internacional que gestiona un registro de grandes presas. Son obras públicas imprescindibles para el crecimiento y han experimentado un progreso asombroso en el último siglo en cuanto a complejidad y logros técnicos, suficiente para dar vida a los proyectos más visionarios.Desde las grandes presas de Etiopía hasta los gigantes de China, pasando por las centrales hidroeléctricas que están favoreciendo el desarrollo de los países de América del Sur, el sector siempre está produciendo más energía limpia y contribuyendo de forma significativa a evitar la contaminación atmosférica adicional que de otro modo producirían las nuevas centrales que utilizan combustibles fósiles como el carbón. Es una función que no fue concebida ayer, sino muy atrás en el tiempo, cuando la gente estudiaba la forma de aprovechar las aguas de un río para mejorar la agricultura y así mantenerse.

Construcción de minipresas completas

Una presa suele construirse a lo largo de un río para crear un embalse en el valle que hay detrás, almacenando el agua que fluye en él de forma natural. A veces se construyen en valles secos o con pequeños arroyos para crear una zona de almacenamiento del agua que se transporta desde otro lugar.

Hay que desviar arroyos y ríos para crear una zona seca para construir la presa. Los ríos y arroyos pequeños suelen desviarse a través de un túnel, o un canal que se construye alrededor del lado de la presa. Los suelos blandos y las rocas se excavan para formar la ruta, mientras que las rocas más duras tienen que ser voladas con explosivos.

A veces, las presas se construyen a través de ríos anchos con grandes volúmenes de agua corriente. Sería impracticable y demasiado caro construir un canal independiente para desviar el agua. En su lugar, se forma una fosa de construcción seca en un lado del río, dejando el otro lado abierto para que el agua fluya. La primera parte de la presa se construye en la fosa seca. Una vez terminada, se forma otra zona seca al otro lado del río y se construye la parte restante de la presa. Mientras tanto, el río fluye a través de las aberturas de la parte terminada de la presa, y el embalse puede empezar a llenarse detrás de ella.

Construcción de presas paso a paso en Milestones

Las presas son estructuras diseñadas para detener, restringir o controlar el flujo de agua. Suelen construirse en los ríos para redirigir el agua hacia otros fines, como la agricultura o el uso industrial. Los grandes ríos suelen ser represados por equipos de ingenieros, que deben calcular cuidadosamente el tamaño y la forma de las estructuras para garantizar que sean capaces de soportar la presión del agua. Sin embargo, es posible embalsar un río pequeño utilizando materiales naturales como piedras, palos y barro.

Resumen del artículoXCon los materiales adecuados y algo de trabajo pesado, puedes represar un río tú mismo. Elige una sección poco profunda y estrecha del río para embalsar. Cava unas cuantas zanjas entre 10 y 20 metros aguas arriba de la ubicación de la presa para desviar el río. A continuación, coloca troncos, ramas grandes, rocas y palos para construir la presa. Para proteger los materiales, cúbrelos con barro, o con hormigón si quieres que la presa sea permanente. Si el agua atraviesa la presa, tapa los huecos con ramitas, hojas y más barro. Una vez que hayas terminado tu presa, bloquea las zanjas que cavaste con presas más pequeñas para mantener el agua en el río. Para más consejos, incluyendo cómo curar una presa de hormigón, ¡sigue leyendo!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad