Saltar al contenido

¿Qué países utilizan la energía eólica?

marzo 16, 2022
¿Qué países utilizan la energía eólica?

La energía eólica en el mundo

En 2020, la generación de electricidad eólica terrestre aumentó en 144 TWh (+11%). Las adiciones de capacidad aumentaron una cifra sin precedentes de 108 GW, el doble que en 2019, principalmente debido a una fiebre de puesta en marcha en China y Estados Unidos, que juntos representaron el 79% del despliegue eólico mundial. Sin embargo, el impacto total de este boom de construcción en la generación de electricidad será más visible en 2021, ya que muchas de las instalaciones se pusieron en marcha en el cuarto trimestre de 2020.

El crecimiento de la generación eólica marina ascendió a 25 TWh (+29%) en 2020, con adiciones de capacidad de 6 GW, lo mismo que en 2019. En total, se generaron 1 592 TWh de electricidad a partir de instalaciones eólicas en 2020, un 12% más que en 2019.

Para alcanzar los 8 000 TWh necesarios en 2030 según el escenario de emisiones netas cero para 2050, la generación debe aumentar una media del 18% anual durante 2021-2030. También es necesario aumentar las adiciones anuales de capacidad hasta 310 GW de energía eólica terrestre y 80 GW de energía eólica marina. Para lograr este nivel de crecimiento sostenido de la capacidad se necesitan esfuerzos mucho mayores, siendo las áreas de mejora más importantes la reducción de costes y las mejoras tecnológicas para la eólica marina, y la facilitación de los permisos para la eólica terrestre.

Qué es la energía eólica

Los aerogeneradores surgieron hace más de un siglo. Tras la invención del generador eléctrico en la década de 1830, los ingenieros empezaron a intentar aprovechar la energía del viento para producir electricidad. La generación de energía eólica tuvo lugar en el Reino Unido y en Estados Unidos en 1887 y 1888, pero se considera que la energía eólica moderna se desarrolló por primera vez en Dinamarca, donde se construyeron turbinas eólicas de eje horizontal en 1891 y una turbina eólica de 22,8 metros comenzó a funcionar en 1897.

El viento se utiliza para producir electricidad utilizando la energía cinética creada por el aire en movimiento. Ésta se transforma en energía eléctrica mediante turbinas eólicas o sistemas de conversión de energía eólica. El viento golpea primero las palas de un aerogenerador, haciéndolas girar y haciendo girar la turbina conectada a ellas. Esto transforma la energía cinética en energía de rotación, moviendo un eje que está conectado a un generador, y produciendo así energía eléctrica a través del electromagnetismo.

La cantidad de energía que se puede cosechar del viento depende del tamaño de la turbina y de la longitud de sus palas. La producción es proporcional a las dimensiones del rotor y al cubo de la velocidad del viento. En teoría, cuando la velocidad del viento se duplica, el potencial de energía eólica se multiplica por ocho.

Energía eólica per cápita

Hay algunos países en el mundo que han fomentado la penetración de la energía eólica en sus redes eléctricas. Por ejemplo, la penetración de la energía eólica en Dinamarca alcanzó el 48 por ciento, mientras que la generación eólica en Irlanda, Portugal y Alemania ascendió al 33 y 27 por ciento de su generación total de electricidad en 2019, respectivamente. En comparación, la penetración de la energía eólica alcanzó solo un siete por ciento, aunque Estados Unidos es el país que más energía eólica ha instalado en el mundo, solo superado por China.

Tecnologías eólicas mundialesEn total, se han instalado unos 597 gigavatios de capacidad eólica en todo el mundo. Se espera que la capacidad de energía eólica instalada siga aumentando en un futuro próximo, ya que el coste nivelado de la electricidad procedente de las tecnologías eólicas disminuye. La mayoría de las instalaciones de energía eólica son terrestres (onshore), mientras que el resto son instalaciones offshore. La infraestructura de transmisión y distribución de la energía eólica en tierra tiende a ser menos costosa y es una de las tecnologías renovables más competitivas del mercado. La eólica marina es todavía una tecnología incipiente en comparación con las tecnologías terrestres ya consolidadas. Sin embargo, la eólica marina tiende a ser más eficiente debido a que la velocidad y la dirección del viento son más constantes.

Energía eólica Europa

La capacidad total acumulada de generación de electricidad a partir de la energía eólica en todo el mundo ha aumentado rápidamente desde el comienzo del tercer milenio, y a finales de 2020, asciende a 733 GW. Desde 2010, más de la mitad de toda la nueva energía eólica se añadió fuera de los mercados tradicionales de Europa y América del Norte, impulsada principalmente por el continuo auge de China e India. A finales de 2015, China contaba con 145 GW de energía eólica instalada[3]. En 2015, China instaló cerca de la mitad de la capacidad eólica añadida en el mundo[4].

En 2020, se alcanzó un 56% de penetración de energía eólica en Dinamarca, un 40% en Uruguay, un 36% en Lituania, un 35% en Irlanda, un 23% en Portugal, un 24% en el Reino Unido, un 23% en Alemania, un 20% en España, un 18% en Grecia, un 16% en Suecia, un 15% (promedio) en la UE, un 8% en Estados Unidos y un 6% en China[6].

En noviembre de 2018, la generación de energía eólica en Escocia fue superior al consumo de electricidad del país durante el mes[7] La cuota de la energía eólica en el uso de la electricidad en todo el mundo a finales de 2018 fue del 4,8%,[8] frente al 3,1% de cuatro años antes[9] En Europa, su cuota de capacidad de generación de energía fue del 18,8% en 2018[5] En 2018, los próximos mercados de energía eólica aumentaron del 8% al 10% en todo Oriente Medio, América Latina, el Sudeste Asiático y África[10].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad