Saltar al contenido

¿Qué países producen energía eólica?

marzo 20, 2022
¿Qué países producen energía eólica?

Porcentaje de energía eólica por país

La energía renovable es infinita, asequible, limpia y no genera emisiones. Crea puestos de trabajo, estimula las economías nacionales y da lugar a agua y aire limpios. La energía eólica y la solar son capaces de diferenciar la cartera energética de los países, por lo que se consideran fuentes fiables de electricidad.

Durante siglos la energía eólica se utilizó para muchos fines: bombear agua, moler grano, mover barcos y generar electricidad. A lo largo del tiempo los beneficios se ampliaron de manera que los molinos de viento, por ejemplo, ayudan a mantener bajas las tarifas eléctricas y a evitar la volatilidad de los precios de los combustibles fósiles.

La mayor parte de la energía renovable procede del sol, por lo que la gente empieza a utilizar paneles solares para la refrigeración solar, el calentamiento del agua y la producción de electricidad. Esta tecnología no provoca la contaminación del aire o del agua ni el efecto invernadero. Además, cuando las tarifas de los servicios públicos son altas, la energía solar es la más eficiente.

El siguiente mapa muestra los países que han invertido en tecnología de construcción adecuada para las energías renovables y que producen la mayor cantidad de electricidad. Los países con indicadores más bajos deberían aprender más de estas políticas y crear incentivos para potenciar el uso de la energía eólica y solar. Los datos para la investigación se obtuvieron de las estadísticas proporcionadas por la Agencia Internacional de la Energía en 2016.

Asociación mundial de la energía eólica

Los vientos de cambio siguen soplando en el sector energético europeo. Las energías renovables -en particular la eólica- siguen creciendo en importancia global, aunque su ritmo de adopción se redujo en el último año.

En toda la UE, el 95% de todas las nuevas instalaciones de energía en 2018 correspondieron a las renovables, junto con unos niveles de inversión alentadores. En total, hubo un aumento interanual del 20%, hasta los 26.700 millones de euros (30.260 millones de dólares): la inversión en parques eólicos marinos alcanzó los 10.300 millones de euros (11.670 millones de dólares), mientras que las inversiones en tierra alcanzaron un récord de 16.400 millones de euros (18.590 millones de dólares). En total, el 63% de las inversiones en energías renovables se destinaron a la eólica, frente al 52% de 2017.

Sin embargo, según la investigación de WindEurope, un organismo que representa a la industria de la energía eólica, en 2018 se produjo una caída del 32% en la cantidad de nueva capacidad de energía eólica instalada por los 28 miembros de la UE. Lo más probable es que esa caída haya sido causada por una combinación de dos factores clave. Los cambios en la financiación y la disponibilidad de subvenciones públicas han hecho que el mercado de nuevas instalaciones se enfríe ligeramente. Otra razón para la caída aparentemente dramática es que 2017 fue un año récord para Bélgica, Francia, Alemania, Irlanda y el Reino Unido, lo que está amplificando la diferencia entre los dos años.

Energía eólica per cápita

Los aerogeneradores surgieron hace más de un siglo. Tras la invención del generador eléctrico en la década de 1830, los ingenieros empezaron a intentar aprovechar la energía del viento para producir electricidad. La generación de energía eólica tuvo lugar en el Reino Unido y en Estados Unidos en 1887 y 1888, pero se considera que la energía eólica moderna se desarrolló por primera vez en Dinamarca, donde se construyeron turbinas eólicas de eje horizontal en 1891 y una turbina eólica de 22,8 metros comenzó a funcionar en 1897.

El viento se utiliza para producir electricidad utilizando la energía cinética creada por el aire en movimiento. Ésta se transforma en energía eléctrica mediante turbinas eólicas o sistemas de conversión de energía eólica. El viento golpea primero las palas de un aerogenerador, haciéndolas girar y haciendo girar la turbina conectada a ellas. Esto transforma la energía cinética en energía de rotación, moviendo un eje que está conectado a un generador, y produciendo así energía eléctrica a través del electromagnetismo.

La cantidad de energía que se puede cosechar del viento depende del tamaño de la turbina y de la longitud de sus palas. La producción es proporcional a las dimensiones del rotor y al cubo de la velocidad del viento. En teoría, cuando la velocidad del viento se duplica, el potencial de energía eólica se multiplica por ocho.

La energía eólica en el mundo

La capacidad total acumulada de generación de electricidad a partir de la energía eólica en todo el mundo ha aumentado rápidamente desde el comienzo del tercer milenio, y a finales de 2020, asciende a 733 GW. Desde 2010, más de la mitad de toda la nueva energía eólica se añadió fuera de los mercados tradicionales de Europa y América del Norte, impulsada principalmente por el continuo auge de China e India. A finales de 2015, China contaba con 145 GW de energía eólica instalada[3]. En 2015, China instaló cerca de la mitad de la capacidad eólica añadida en el mundo[4].

En 2020, se alcanzó un 56% de penetración de energía eólica en Dinamarca, un 40% en Uruguay, un 36% en Lituania, un 35% en Irlanda, un 23% en Portugal, un 24% en el Reino Unido, un 23% en Alemania, un 20% en España, un 18% en Grecia, un 16% en Suecia, un 15% (promedio) en la UE, un 8% en Estados Unidos y un 6% en China[6].

En noviembre de 2018, la generación de energía eólica en Escocia fue superior al consumo de electricidad del país durante el mes[7] La cuota de la energía eólica en el uso de la electricidad en todo el mundo a finales de 2018 fue del 4,8%,[8] frente al 3,1% de cuatro años antes[9] En Europa, su cuota de capacidad de generación de energía fue del 18,8% en 2018[5] En 2018, los próximos mercados de energía eólica aumentaron del 8% al 10% en todo Oriente Medio, América Latina, el Sudeste Asiático y África[10].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad