Saltar al contenido

¿Dónde se creó la energía eólica?

marzo 19, 2022
¿Dónde se creó la energía eólica?

Altura de los aerogeneradores

Los aerogeneradores surgieron hace más de un siglo. Tras la invención del generador eléctrico en la década de 1830, los ingenieros empezaron a intentar aprovechar la energía del viento para producir electricidad. La generación de energía eólica tuvo lugar en el Reino Unido y Estados Unidos en 1887 y 1888, pero se considera que la energía eólica moderna se desarrolló por primera vez en Dinamarca, donde se construyeron aerogeneradores de eje horizontal en 1891 y un aerogenerador de 22,8 metros comenzó a funcionar en 1897.

El viento se utiliza para producir electricidad utilizando la energía cinética creada por el aire en movimiento. Ésta se transforma en energía eléctrica mediante turbinas eólicas o sistemas de conversión de energía eólica. El viento golpea primero las palas de un aerogenerador, haciéndolas girar y haciendo girar la turbina conectada a ellas. Esto transforma la energía cinética en energía de rotación, moviendo un eje que está conectado a un generador, y produciendo así energía eléctrica a través del electromagnetismo.

La cantidad de energía que se puede cosechar del viento depende del tamaño de la turbina y de la longitud de sus palas. La producción es proporcional a las dimensiones del rotor y al cubo de la velocidad del viento. En teoría, cuando la velocidad del viento se duplica, el potencial de energía eólica se multiplica por ocho.

Generador eólico

Todo lo que se mueve tiene energía cinética, y los científicos e ingenieros están utilizando la energía cinética del viento para generar electricidad. La energía eólica, o energía del viento, se crea utilizando un aerogenerador, un dispositivo que canaliza la fuerza del viento para generar electricidad.

El viento impulsa las palas de la turbina, que están unidas a un rotor. El rotor hace girar un generador para crear electricidad. Hay dos tipos de turbinas eólicas: las de eje horizontal (HAWT) y las de eje vertical (VAWT). Las HAWT son el tipo más común de turbina eólica. Suelen tener dos o tres palas largas y finas que se parecen a las hélices de un avión. Las palas están colocadas de forma que se orientan directamente hacia el viento. Las VAWT tienen palas curvadas más cortas y anchas que se asemejan a los batidores de una batidora eléctrica.

Las pequeñas turbinas eólicas individuales pueden producir 100 kilovatios de potencia, suficiente para alimentar una casa. Los aerogeneradores pequeños también se utilizan en lugares como estaciones de bombeo de agua. Los aerogeneradores un poco más grandes se asientan en torres de hasta 80 metros de altura y tienen palas de rotor de unos 40 metros de largo. Estas turbinas pueden generar 1,8 megavatios de potencia. Hay aerogeneradores aún más grandes encaramados en torres de 240 metros de altura y con palas de más de 162 metros de longitud. Estas grandes turbinas pueden generar entre 4,8 y 9,5 megavatios de potencia.

Peso del aerogenerador

¿Cómo funciona la energía eólica? La electricidad se genera cuando el viento hace girar las palas del aerogenerador, que a su vez hace girar un imán dentro de una bobina de conductor (llamado generador). Un conjunto de aerogeneradores se conoce como parque eólico. Los aerogeneradores están conectados por cables subterráneos a una subestación eléctrica, donde la electricidad de baja tensión producida por las turbinas se convierte en electricidad renovable de alta tensión para su distribución en la red eléctrica.

La energía eólica es una realidad1. ¿Cuándo se construyó el primer aerogenerador? Los molinos de viento se utilizan en todo el mundo desde hace cientos de años. Los primeros ejemplos registrados de aprovechamiento de la energía eólica para producir electricidad son el invento de James Blyth de 1887 para iluminar su casa de vacaciones en Escocia, y la turbina eólica de Charles

Brush para iluminar su casa de vacaciones en Escocia, y la turbina eólica automática de Charles Brush, construida en 1888 en Cleveland (Ohio). La turbina de Brush, con su rotor de 17 metros, proporcionó energía a su casa durante veinte años. Desde entonces, la energía eólica se ha convertido en una de las de mayor crecimiento

Por ejemplo, en un solo día, la energía eólica de Dinamarca produjo el 116% de su demanda nacional de electricidad, y el exceso de electricidad se exportó a los países vecinos.Dinamarca, productora y exportadora de energía eólica Gracias a una planificación inteligente, Dinamarca produce suficiente electricidad para satisfacer sus necesidades nacionales, así como para exportar su exceso de energía a los países vecinos. The Guardian informó de que en el transcurso de un solo día -el 9 de julio de 2015- Dinamarca produjo el 116% de su demanda nacional de electricidad mediante la generación de energía eólica.Como ventaja adicional, pudo exportar el exceso de electricidad a Noruega, Alemania y Suecia. Una vez que el consumo doméstico se redujo durante las primeras horas de la mañana, la energía eólica de Dinamarca produjo el 140% de su electricidad nacional

Ventajas y desventajas de la energía eólica

Durante la segunda mitad del siglo XX, a medida que los riesgos y el coste medioambiental de la dependencia de los combustibles fósiles se hacían cada vez más evidentes, surgió el interés por desarrollar fuentes de energía más limpias y renovables. Una de las principales tecnologías de energía limpia ha sido la energía eólica. Hoy en día, más de 83 países1 utilizan la energía eólica, y Dinamarca obtiene el 40% de su electricidad de parques eólicos. ¿Pero quién descubrió la energía eólica?

La historia del uso del viento como fuente de energía por parte de la humanidad es sorprendentemente larga. De hecho, podría clasificarse como una de las fuentes de energía más antiguas de la humanidad. Para rastrear la energía eólica hasta sus últimas raíces, tenemos que retroceder en el tiempo, más allá de los albores de la historia registrada.

Creada por el profesor James Blyth del Anderson’s College de Glasgow (actual Universidad de Strathclyde), esta turbina medía 10 metros de altura y se instaló originalmente en el jardín de la casa de vacaciones de Blyth.

Blyth utilizó la turbina para cargar acumuladores desarrollados por el ingeniero químico Camille Alphonse Faure, para alimentar la iluminación de su casa de vacaciones. De este modo, la pequeña y modesta casa de Blyth fue la primera del mundo en alimentar su electricidad con energía eólica.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad