Saltar al contenido

Funcionamiento de las placas solares

junio 23, 2022

Sistema fotovoltaico

¿Cómo funcionan los paneles solares? Los paneles solares funcionan recogiendo la energía del sol y convirtiéndola en electricidad. Siga leyendo para saber cómo su sistema de energía solar se conecta a su casa y se integra en su infraestructura eléctrica actual.

Los paneles solares funcionan dejando que los fotones de los rayos del sol liberen los electrones de los átomos del interior de las células fotovoltaicas (células pv) para generar un flujo de electricidad. Cada panel está compuesto por muchas células solares unidas entre sí (normalmente 60 o 72). Cada célula contiene una capa positiva y otra negativa que se combinan para formar un campo eléctrico en el que se crea energía.

El fósforo de la capa superior de silicio crea la carga negativa, mientras que el boro de la capa inferior proporciona la carga positiva. Los dos campos interactúan entre sí para convertir los rayos del sol en la energía que fluye desde los paneles hasta el inversor.

El fósforo se añade a la capa superior de silicio, aportando los electrones adicionales necesarios para la carga negativa. La capa inferior se trata con boro, quitando electrones para una carga positiva. Estos materiales ayudan a crear un campo eléctrico en el lugar donde se encuentran las dos capas de silicio. Así, cuando la luz solar incide en la célula fotovoltaica, un electrón queda libre. El campo eléctrico empuja entonces el electrón suelto fuera de la unión del silicio, creando energía.

Cómo funciona la energía solar

FV son las siglas de «Photovoltaics» y significa convertir la luz en electricidad (a diferencia de la energía solar térmica, que consiste en calentar agua). Los paneles solares generan electricidad en corriente continua a partir de la luz solar, que se introduce en un inversor para convertirla en electricidad en corriente alterna. El inversor se conecta a la unidad de consumo (tablero de fusibles) para que la electricidad pueda utilizarse en el hogar. La célula fotovoltaica está formada por una o dos capas de un material semiconductor, normalmente silicio. Cuando la luz incide sobre la célula, crea un campo eléctrico a través de las capas que hace que fluya la electricidad. Cuanto mayor sea la intensidad de la luz, mayor será el flujo de electricidad. Las células fotovoltaicas se denominan en función de la cantidad de energía que generan a plena luz del sol, lo que se conoce como kilovatio pico o kWp. Su sistema fotovoltaico estará conectado a la red eléctrica para que ésta pueda tomar el exceso de electricidad que usted no pueda utilizar:

Tecnología de paneles solares

La energía solar comienza con el sol. Los paneles solares (también conocidos como «paneles fotovoltaicos») se utilizan para convertir la luz del sol, compuesta por partículas de energía llamadas «fotones», en electricidad que puede utilizarse para alimentar cargas eléctricas.

Los paneles solares pueden utilizarse para una gran variedad de aplicaciones, como los sistemas de alimentación remota para cabañas, los equipos de telecomunicaciones, la teledetección y, por supuesto, para la producción de electricidad mediante sistemas eléctricos solares residenciales y comerciales.

En esta página, hablaremos de la historia, la tecnología y las ventajas de los paneles solares. Aprenderemos cómo funcionan los paneles solares, cómo se fabrican, cómo crean electricidad y dónde se pueden comprar paneles solares.

El desarrollo de la energía solar se remonta a más de 100 años atrás. En los primeros tiempos, la energía solar se utilizaba principalmente para la producción de vapor, que luego podía utilizarse para impulsar la maquinaria. Pero no fue hasta el descubrimiento del «efecto fotovoltaico» por parte de Edmond Becquerel que permitiría la conversión de la luz solar en energía eléctrica. El descubrimiento de Becquerel condujo luego a la invención en 1893 por Charles Fritts de la primera célula solar auténtica, que se formó recubriendo láminas de selenio con una fina capa de oro. Y de este humilde comienzo surgiría el dispositivo que hoy conocemos como panel solar.

Ventajas e inconvenientes de la energía solar

Al capturar la energía del sol y convertirla en electricidad para su hogar o negocio, la energía solar es una solución clave para combatir la actual crisis climática y reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles.

Nuestro sol es un reactor nuclear natural. Libera diminutos paquetes de energía llamados fotones, que recorren los 93 millones de kilómetros que separan el sol de la Tierra en unos 8,5 minutos. Cada hora, suficientes fotones impactan en nuestro planeta para generar suficiente energía solar como para, en teoría, satisfacer las necesidades energéticas mundiales de todo un año.

En la actualidad, la energía fotovoltaica representa sólo cinco décimas del 1% de la energía consumida en Estados Unidos. Pero la tecnología solar está mejorando y el coste de la energía solar está bajando rápidamente, por lo que nuestra capacidad de aprovechar la abundancia de energía del sol está en aumento.

En 2017, la Agencia Internacional de la Energía mostró que la energía solar se había convertido en la fuente de energía de más rápido crecimiento en el mundo – marcando la primera vez que el crecimiento de la energía solar había superado el de todos los demás combustibles. Desde entonces, la energía solar ha seguido creciendo y batiendo récords en todo el mundo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad