Saltar al contenido

Explicacion de energia renovable

junio 23, 2022

Qué es la energía no renovable

Convertirse en el primer continente climáticamente neutro del mundo de aquí a 2050 es el objetivo que subyace al Pacto Verde Europeo (COM(2019) 640 final), el ambicioso paquete de medidas que debería permitir a los ciudadanos y a las empresas europeas beneficiarse de una transición verde sostenible.

El uso de las energías renovables tiene muchos beneficios potenciales, como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la diversificación de los suministros de energía y la reducción de la dependencia de los mercados de combustibles fósiles (en particular, el petróleo y el gas). El crecimiento de las fuentes de energía renovables también puede estimular el empleo en la UE, mediante la creación de puestos de trabajo en las nuevas tecnologías «verdes».

Este artículo ofrece estadísticas recientes sobre la cuota de energía procedente de fuentes renovables en general y en tres sectores de consumo (electricidad, calefacción y refrigeración, y transporte) en la Unión Europea (UE). Las fuentes de energía renovables incluyen la energía eólica, la energía solar (térmica, fotovoltaica y concentrada), la energía hidráulica, la energía mareomotriz, la energía geotérmica, el calor ambiental captado por las bombas de calor, los biocombustibles y la parte renovable de los residuos.

Tipos de energías renovables

La energía renovable es la que se obtiene de recursos renovables que se reponen naturalmente en una escala de tiempo humana. Incluye fuentes como la luz solar, el viento, la lluvia, las mareas, las olas y el calor geotérmico[3] Aunque la mayoría de las fuentes de energía renovables son sostenibles, algunas no lo son. Por ejemplo, algunas fuentes de biomasa se consideran insostenibles al ritmo actual de explotación[4][5] La energía renovable a menudo proporciona energía para la generación de electricidad a una red, para la calefacción/refrigeración del aire y el agua, y para sistemas de energía independientes. Alrededor del 20% del consumo mundial de energía de los seres humanos corresponde a las energías renovables, incluido casi el 30% de la electricidad[6]. Alrededor del 7% del consumo de energía corresponde a la biomasa tradicional, pero está disminuyendo[7]. Más del 4% del consumo de energía corresponde a la energía térmica procedente de las energías renovables modernas, como el calentamiento solar del agua, y más del 6% a la electricidad[8].

En todo el mundo hay más de 10 millones de puestos de trabajo relacionados con las industrias de las energías renovables, siendo la energía solar fotovoltaica el mayor empleador de las renovables[9] Los sistemas de energía renovable se están volviendo rápidamente más eficientes y más baratos, y su proporción en el consumo total de energía está aumentando,[10] con una gran mayoría de la nueva capacidad de electricidad instalada en todo el mundo que es renovable[11] En la mayoría de los países, la energía solar fotovoltaica o la eólica terrestre son las más baratas de las nuevas construcciones[12].

Definición de energía renovable

La energía renovable está en auge, ya que la innovación reduce los costes y empieza a cumplir la promesa de un futuro energético limpio. La generación solar y eólica estadounidense está batiendo récords y se está integrando en la red eléctrica nacional sin comprometer la fiabilidad, lo que significa que las energías renovables están desplazando cada vez más a los combustibles fósiles «sucios» en el sector energético, ofreciendo la ventaja de reducir las emisiones de carbono y otros tipos de contaminación. Pero no todas las fuentes de energía comercializadas como «renovables» son beneficiosas para el medio ambiente. La biomasa y las grandes presas hidroeléctricas plantean difíciles compensaciones si se tiene en cuenta el impacto en la vida silvestre, el cambio climático y otras cuestiones. Esto es lo que debes saber sobre los diferentes tipos de fuentes de energía renovables y cómo puedes utilizar estas tecnologías emergentes en tu propia casa.

Energía solarLos humanos llevan miles de años aprovechando la energía solar para cultivar, calentarse y secar alimentos. Según el Laboratorio Nacional de Energías Renovables, «en una hora cae sobre la Tierra más energía del sol que la que utilizan todas las personas del mundo en un año». Hoy en día, utilizamos los rayos del sol de muchas maneras: para calentar casas y negocios, para calentar agua y para alimentar dispositivos.

Energía renovable

La energía renovable es la energía derivada de procesos naturales que se repone a un ritmo igual o más rápido que el ritmo al que se consume. Hay varias formas de energía renovable, que se derivan directa o indirectamente del sol, o del calor generado en las profundidades de la tierra. Incluyen la energía generada a partir de recursos solares, eólicos, geotérmicos, hidroeléctricos y oceánicos, la biomasa sólida, el biogás y los biocombustibles líquidos. La biomasa, sin embargo, es un recurso renovable sólo si su tasa de consumo no supera su tasa de regeneración.

A lo largo del tiempo se ha desarrollado una amplia gama de tecnologías y equipos de producción de energía para aprovechar estos recursos naturales. Como resultado, se puede producir energía utilizable en forma de electricidad, calor industrial, energía térmica para el acondicionamiento de espacios y agua, y combustibles para el transporte.

Con su gran masa de tierra y su diversa geografía, Canadá cuenta con abundantes recursos renovables que pueden utilizarse para producir energía. Canadá es líder mundial en la producción y utilización de energía procedente de recursos renovables. Los recursos energéticos renovables proporcionan actualmente el 18,9% del suministro total de energía primaria de Canadá.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad