Saltar al contenido

Energias renovables en canarias

junio 26, 2022
Energias renovables en canarias

Electricidad de Fuerteventura

La filial Red Eléctrica Infraestructuras en Canarias (REINCAN) se creó en 2015 con el objetivo de promover proyectos de almacenamiento de energía en Canarias. Estos proyectos de almacenamiento servirán de herramienta al operador del sistema para garantizar el suministro, mejorar la seguridad del sistema y optimizar la integración de las energías renovables en Canarias.

La construcción de la central hidroeléctrica de bombeo Salto de Chira, que responde a estos objetivos, será un elemento esencial para avanzar hacia la sostenibilidad del nuevo modelo energético en Canarias; un modelo que ofrecerá mayor seguridad y será más eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

La central dotará al sistema eléctrico canario de una herramienta que permitirá una mayor garantía de suministro y una mayor seguridad del sistema, además, abrirá la puerta a un mayor desarrollo y uso de las energías renovables disponibles localmente, lo que a su vez reducirá la dependencia de fuentes energéticas externas y disminuirá el uso de combustibles fósiles.

Política energética

La mayoría de las islas alejadas del continente dependen en gran medida de la importación de combustible para el transporte y la generación de energía. Esto conlleva unos elevados costes de suministro, así como problemas medioambientales bien conocidos (Lee et al., 2020). El uso de fuentes de energía locales, como la eólica, la solar y la mareomotriz, puede mitigar el consumo de combustibles fósiles y reducir la vulnerabilidad de las islas (Alves et al., 2020). Sin embargo, la elevada intermitencia de las fuentes de energía renovables (FER) frena el avance de las islas 100% renovables. En este marco, los sistemas de almacenamiento desempeñan un papel crucial en la transición energética insular, mejorando tanto la penetración de las energías renovables como la fiabilidad del suministro eléctrico (Nastasi et al., 2021).

Varias islas experimentaron con una nueva combinación de producción de energía y planificaron nuevas estrategias para aumentar la implantación de las FER en su máximo potencial. Al mismo tiempo, algunas islas ya han conseguido satisfacer totalmente la demanda mediante energías renovables, liderando el camino hacia la transición energética. El tema de las islas de energía renovable (REI) atrajo la atención de muchos investigadores y responsables políticos, ya que las islas, y las zonas aisladas en general, son interesantes campos de prueba para este tipo de proyectos (Kapsali y Anagnostopoulos, 2017).

Electricidad en Gran Canaria

El proyecto se enmarca en el Plan Nacional de Energías Renovables e Hidrógeno, diseñado para desarrollar acciones estratégicas en torno al hidrógeno que, en coordinación con otras iniciativas, ayuden a transformar el actual paradigma energético y contribuyan a frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En este sentido, Ángel Víctor Torres destacó la importancia de contar con instalaciones de este tipo en Canarias, «que es un verdadero campo de pruebas en condiciones naturales y que permitirá desarrollar el primer elemento para realizar la transición ecológica que Canarias necesita: el conocimiento». A continuación, el presidente recordó que el Plan de Transición Energética de Canarias incluye el compromiso de alcanzar la plena descarbonización energética en 2040, diez años antes del plazo fijado por el Estado español y la Unión Europea. Para Torres, este proyecto, que se desarrollará con fondos Next Generation, «situará a Canarias a la vanguardia de la investigación en energías renovables marinas».

Un proyecto que, además, «será fundamental para una profunda transformación de todo el sistema energético de las islas, porque, cuando el hidrógeno renovable sea una tecnología madura, se utilizará para alimentar el transporte, los hoteles y todo tipo de instalaciones, y ya contaremos con trabajadores y empresas capacitadas para desarrollarlo», según el consejero.

Energía renovable en Tenerife

Un participante del programa de empleo Gorona del Viento-Cruz Roja en la isla de El Hierro ofrece un kit de ahorro energético a un beneficiario del proyecto. Cada kit contiene artículos que contribuyen a la eficiencia energética en el hogar, como bombillas LED, regletas y aislantes térmicos para puertas y ventanas.

La isla de El Hierro puede parecer un candidato poco probable para ser líder mundial en autosuficiencia energética. La más remota de las Canarias dependía antes por completo de fuentes externas para sus necesidades energéticas, con una economía sostenida casi por completo por la agricultura y el turismo.Pero gracias a la planta eólica e hidráulica de Gorona del Viento, la isla ahorra ahora más de 7.000 toneladas de gasóleo y evita más de 24.000 toneladas de emisiones de CO2 cada año – con un ahorro mayor previsto cuando incorpore la energía solar a la planta para 2050.

El despliegue de nuevas tecnologías de energía renovable es fundamental para el ahorro de energía. Pero igual de importante es conseguir que las comunidades adopten su adopción a nivel popular, como ha hecho la isla de El Hierro.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad