Saltar al contenido

Cuales son las fuentes de energia renovables que existen

junio 24, 2022

Definición de energía renovable inglés

Las energías renovables son fuentes de energía limpia, inagotable y cada vez más competitiva. Se diferencian de los combustibles fósiles principalmente por su diversidad, abundancia y potencial de uso en cualquier lugar del planeta, pero sobre todo porque no producen ni gases de efecto invernadero -que provocan el cambio climático- ni emisiones contaminantes. Además, sus costes están disminuyendo y a un ritmo sostenible, mientras que la tendencia general de los costes de los combustibles fósiles va en dirección contraria a pesar de su actual volatilidad.

El crecimiento de las energías limpias es imparable, como reflejan las estadísticas que elabora anualmente la Agencia Internacional de la Energía (AIE): representaron casi la mitad de toda la nueva capacidad de generación de electricidad instalada en 2014, año en el que constituyeron la segunda fuente de electricidad mundial, por detrás del carbón.

Según la AIE, la demanda mundial de electricidad habrá aumentado un 70% en 2040 -su cuota en el uso final de la energía pasará del 18 al 24% en ese mismo periodo- impulsada principalmente por las economías emergentes de India, China, África, Oriente Medio y el Sudeste Asiático.DESCUBRE QUÉ SON LAS ENERGÍAS RENOVABLES EN 2 MINUTOSLas energías renovables se obtienen de fuentes naturales inagotables y generan electricidad limpia sin contribuir al cambio climático.

Ventajas de las energías renovables

La energía renovable es la que se obtiene de recursos renovables que se reponen naturalmente en una escala de tiempo humana. Incluye fuentes como la luz solar, el viento, la lluvia, las mareas, las olas y el calor geotérmico[3] Aunque la mayoría de las fuentes de energía renovables son sostenibles, algunas no lo son. Por ejemplo, algunas fuentes de biomasa se consideran insostenibles al ritmo actual de explotación[4][5] La energía renovable a menudo proporciona energía para la generación de electricidad a una red, para la calefacción/refrigeración del aire y el agua, y para sistemas de energía independientes. Alrededor del 20% del consumo mundial de energía de los seres humanos corresponde a las energías renovables, incluido casi el 30% de la electricidad[6]. Alrededor del 7% del consumo de energía corresponde a la biomasa tradicional, pero está disminuyendo[7]. Más del 4% del consumo de energía corresponde a la energía térmica procedente de las energías renovables modernas, como el calentamiento solar del agua, y más del 6% a la electricidad[8].

En todo el mundo hay más de 10 millones de puestos de trabajo relacionados con las industrias de las energías renovables, siendo la energía solar fotovoltaica el mayor empleador de las renovables[9] Los sistemas de energía renovable se están volviendo rápidamente más eficientes y más baratos, y su proporción en el consumo total de energía está aumentando,[10] con una gran mayoría de la nueva capacidad de electricidad instalada en todo el mundo que es renovable[11] En la mayoría de los países, la energía solar fotovoltaica o la eólica terrestre son las más baratas de las nuevas construcciones[12].

Ejemplos de energías no renovables

La energía hidroeléctrica, eólica, solar, de biomasa y geotérmica son fuentes de energía limpias e ilimitadas. Como energías renovables, desempeñan un papel preponderante en la transición energética. Es esencial promover su desarrollo para combatir el calentamiento global.

Se dice que la energía es renovable cuando procede de recursos renovables como el sol, el viento, el agua o la biomasa. La energía renovable no utiliza combustibles fósiles, carbón o gas, sino recursos naturales que pueden reponerse durante la vida del ser humano.

La energía nuclear es una energía descarbonizada y no contaminante. No emite gases de efecto invernadero a la atmósfera. Sin embargo, el uranio, el combustible utilizado en los reactores nucleares, es un recurso limitado. La energía nuclear es, por tanto, una energía limpia pero no renovable.

A diferencia de la energía eólica o la solar, la energía nuclear no depende de los patrones meteorológicos ni del clima para generar energía y, por tanto, es probable que se mantenga durante un tiempo y ayude al Reino Unido a alcanzar sus objetivos de energía neta cero.

Los combustibles fósiles son la principal causa de las emisiones de CO2 en el Reino Unido. Por eso es esencial reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y limitar nuestras emisiones de gases de efecto invernadero apoyando el desarrollo de las energías renovables.

Fuentes de energía renovables

La tecnología para utilizar las fuerzas de la naturaleza para hacer el trabajo de abastecer las necesidades humanas es tan antigua como el primer barco de vela. Pero la atención se desvió de las fuentes renovables a medida que la revolución industrial avanzaba sobre la base de la energía concentrada encerrada en los combustibles fósiles. A ello se sumó el creciente uso de la electricidad reticulada basada en los combustibles fósiles y la importancia de las fuentes de energía portátiles de alta densidad para el transporte: la era del petróleo.

A medida que aumentaba la demanda de electricidad, con un suministro que dependía en gran medida de los combustibles fósiles, más algo de energía hidráulica y luego de energía nuclear, surgió la preocupación por las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que contribuían al posible calentamiento global. La atención volvió a centrarse en las enormes fuentes de energía que surgen a nuestro alrededor en la naturaleza: el sol, el viento y los mares en particular. Nunca se dudó de la magnitud de éstas, el reto fue siempre aprovecharlas para satisfacer la demanda de electricidad fiable y asequible.

Hoy en día, muchos países están muy avanzados en el cumplimiento de ese reto, al tiempo que prueban los límites prácticos de hacerlo a partir de la energía eólica y solar (energía renovable variable, ERV). La naturaleza relativamente diluida de la energía eólica y solar hace que su aprovechamiento sea muy intensivo en materiales, muchas veces más que el de las fuentes de energía densas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad