Saltar al contenido

Que podemos hacer para parar el cambio climatico

julio 22, 2022

¿Podemos detener el cambio climático?

Teniendo en cuenta lo que sabemos sobre las amenazas que el cambio climático supone para los seres humanos, debemos actuar rápidamente. Como comunidad mundial, tenemos que nivelar pronto -y luego disminuir- la cantidad de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera. Cuanto más rápido lo hagamos, menos daño causaremos a nuestro mundo y a nuestra forma de vida.

Podemos sumarnos a estos esfuerzos intentando eliminar parte del CO2 que ya está en la atmósfera: por ejemplo, reforestando la Tierra, cambiando nuestras prácticas agrícolas para almacenar más carbono en el suelo o mediante la tecnología de «captura directa del aire». Sin embargo, es probable que estos métodos no puedan eliminar el CO2 más rápido de lo que ahora lo estamos añadiendo a la atmósfera. Debemos empezar por detener nuestras emisiones de gases de efecto invernadero.

Debido a que la actividad humana ya ha añadido una gran cantidad de gases de efecto invernadero a la atmósfera, el mundo está experimentando ahora los primeros efectos del cambio climático. Tenemos que prepararnos y adaptarnos a estos cambios, para poder proteger la salud humana, el suministro de agua y alimentos, nuestras ciudades y pueblos, y los hábitats naturales. Ha surgido un nuevo campo de trabajo para reforzar las costas y protegerlas de la subida de los océanos, cultivar nuevas cosechas que se adapten a los cambios climáticos de las regiones, proteger nuestras infraestructuras de los incendios forestales y los huracanes, y planificar los cambios en el suministro de agua y alimentos.

¿Podemos adaptarnos al cambio climático?

Para aquellos que se propongan hacer su parte para reducir sus emisiones y comprometerse de forma más sostenible con el planeta y los que viven aquí, ofrecemos 18 cosas sencillas y de bajo presupuesto que suman. Considérelas «re-soluciones»:.

Inspirado en la investigación llevada a cabo por el Centro de Tecnología de la Iluminación de California en la UC Davis, el Desafío del Millón de LED de la Universidad de California permite a los estudiantes, el personal y la facultad de la UC pedir bombillas LED de alta calidad a un coste reducido. Para todos los demás, hay varias opciones en el mercado. Aprende a elegir la luz adecuada.

Apaga las luces de las habitaciones vacías (por supuesto), pero también pregúntate: «¿Realmente necesito esta luz encendida?». Hace poco tuve una reunión en el despacho de un profesor de climatología que sólo estaba iluminado por la luz natural de la ventana y fue, bueno, esclarecedor.

Si subes el termostato un par de grados (aire acondicionado) o lo bajas (calefacción) en función de la estación del año, podrás reducir el consumo y la factura de la luz. Por cada grado que se suba, se puede ahorrar entre un 3 y un 5% en los costes de aire acondicionado, por ejemplo, según el Consejo Americano para una Economía de la Eficiencia Energética.

Qué pasará si no detenemos el cambio climático

Muchos de los mayores retos del mundo, desde la pobreza hasta la extinción de la fauna, se ven dificultados por el cambio climático. Y las cosas empeorarán si no hacemos nada. Pero podemos hacer algo al respecto.

«En cuanto a los problemas medioambientales, pocos son tan grandes y complejos como el cambio climático: es un tema fascinante e importante en el que trabajar. El cambio climático es una de las mayores amenazas a las que se enfrenta nuestro mundo natural y también un duro problema social y económico. Es algo que no podemos dejar a las generaciones futuras para que lo limpien. Trabajo con un gran equipo en el Reino Unido y a nivel internacional para presionar a los responsables políticos para que tomen decisiones audaces, como el Acuerdo de París de la CMNUCC en 2015, y para integrar el riesgo climático en nuestros esfuerzos de conservación.»

Las temperaturas globales llevan aumentando desde hace más de un siglo, acelerándose en los últimos años, y ahora son las más altas registradas.  Esto provoca impactos negativos como el deshielo del mar Ártico, olas de calor prolongadas y la subida del nivel del mar.

Sabemos por qué. Liberamos dióxido de carbono a la atmósfera al quemar combustibles fósiles para obtener energía, al cultivar y al destruir los bosques. Estas emisiones de carbono provocan el efecto invernadero, atrapando el calor y haciendo que la Tierra se caliente más rápido de lo que podría ocurrir de forma natural.

¿Pueden los individuos influir en el cambio climático?

El cambio climático es ya una amenaza urgente para millones de vidas, pero hay soluciones. Desde cambiar la forma en que obtenemos nuestra energía hasta limitar la deforestación, he aquí algunas de las principales soluciones al cambio climático.

Dado que tanto los bosques como los océanos desempeñan un papel de vital importancia en la regulación de nuestro clima, aumentar la capacidad natural de los bosques y los océanos para absorber el dióxido de carbono también puede ayudar a detener el calentamiento global.

Es fácil sentirse abrumado y pensar que el cambio climático es demasiado grande para resolverlo. Pero ya tenemos las respuestas, ahora es cuestión de hacerlas realidad. Para que funcionen, todas estas soluciones necesitan una fuerte cooperación internacional entre gobiernos y empresas, incluidos los sectores más contaminantes.

Los individuos también pueden desempeñar su papel tomando mejores decisiones sobre dónde obtienen su energía, cómo viajan y qué alimentos consumen. Pero la mejor manera de ayudar a detener el cambio climático es la acción colectiva. Esto significa presionar a los gobiernos y a las empresas para que cambien sus políticas y prácticas comerciales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad