Saltar al contenido

Pruebas cientificas del cambio climatico

julio 22, 2022

Los mejores artículos sobre el cambio climático

Gracias a la combinación de observaciones directas y reconstrucciones de los cambios climáticos del pasado, los geocientíficos han podido comprender las numerosas influencias naturales que desempeñan un papel en el clima de la Tierra, como la variabilidad solar (del sol), la reflectividad de la Tierra, los aspectos de la órbita de la Tierra alrededor del sol, el vulcanismo, las temperaturas y las corrientes oceánicas, las concentraciones de gases de efecto invernadero, etc.8-11  Los registros de la historia geológica de la Tierra muestran que el clima ha cambiado tanto de forma gradual como abrupta en los últimos tres millones de años, a medida que la Tierra ha ido alternando edades de hielo y períodos más cálidos.9-11 Los registros geológicos también indican que las temperaturas globales y las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera han estado fuertemente correlacionadas durante los últimos 800.000 años.9,10 Las temperaturas han aumentado generalmente a medida que la concentración de gases de efecto invernadero se ha incrementado, y los aumentos más bruscos tanto de los gases de efecto invernadero como de las temperaturas se han producido en los últimos 150 años.9-13

Figura 1: Diferencias anuales de temperatura global respecto a la media a largo plazo desde 1880 hasta 2016. Cada barra muestra la diferencia o anomalía de temperatura de ese año. Consultado el 7 de abril de 2017. Crédito de la imagen: NOAA National Centers for Environmental information

Ejemplos de cambio climático

El sitio web de la NASA sobre el cambio climático global ofrece al público noticias e información precisas y oportunas sobre el clima cambiante de la Tierra, junto con datos y visualizaciones actuales, presentados desde la perspectiva única de la NASA, una de las principales agencias de investigación climática del mundo.

Múltiples estudios publicados en revistas científicas revisadas por pares muestran que el 97% o más de los científicos del clima que publican activamente están de acuerdo: Es muy probable que las tendencias de calentamiento del clima durante el último siglo se deban a las actividades humanas.

Cambios rápidos y grandes en el calentamientoEl clima de la Tierra ha cambiado a lo largo de la historia. En los últimos 650.000 años, se han producido siete ciclos de avance y retroceso de los glaciares, y el abrupto final de la última edad de hielo, hace unos 11.700 años, marcó el inicio de la era climática moderna y de la civilización humana. La mayoría de estos cambios climáticos se atribuyen a variaciones muy pequeñas en la órbita de la Tierra que alteran la cantidad de energía que nuestro planeta recibe del sol. Pero el calentamiento que hemos observado en las últimas décadas es demasiado rápido para estar relacionado con cambios en la órbita de la Tierra y demasiado grande para ser causado por la actividad solar.Los núcleos de hielo extraídos de Groenlandia, la Antártida y los glaciares de las montañas tropicales muestran que el clima de la Tierra responde a los cambios en los niveles de gases de efecto invernadero. También se pueden encontrar pruebas antiguas en los anillos de los árboles, los sedimentos oceánicos, los arrecifes de coral y las capas de rocas sedimentarias. Estas pruebas antiguas, o paleoclimáticas, revelan que el calentamiento actual se está produciendo aproximadamente 10 veces más rápido que el ritmo medio de calentamiento de la época glacial. El dióxido de carbono procedente de la actividad humana está aumentando más de 250 veces más rápido que el procedente de fuentes naturales después de la última Edad de Hielo.Las pruebas observables del rápido cambio climático incluyen:Explore las pruebas del rápido cambio climático en detalle en climate.nasa.gov.

Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Clima

Hay pruebas claras que demuestran que el cambio climático está ocurriendo. Las mediciones muestran que la temperatura media en la superficie de la Tierra ha aumentado aproximadamente 1°C desde el periodo preindustrial. 17 de los 18 años más cálidos registrados se han producido en el siglo XXI y cada una de las tres últimas décadas ha sido más cálida que la anterior. Este cambio de temperatura no ha sido igual en todas partes; el aumento ha sido mayor en la tierra que en los océanos y ha sido especialmente rápido en el Ártico.

El Reino Unido ya se ve afectado por el aumento de las temperaturas. La década más reciente (2008-2017) ha sido de media 0,8 °C más cálida que la media de 1961-1990. Los diez años más cálidos en el Reino Unido se han producido desde 1990 y los nueve más cálidos desde 2002.

Aunque está claro que el clima se está calentando a largo plazo, hay que tener en cuenta que no se espera que las temperaturas suban todos los años. Las fluctuaciones naturales seguirán provocando años y estaciones inusualmente frías, pero estos acontecimientos serán menos probables.

Acidificación de los océanos

El clima de la Tierra ha cambiado a lo largo de la historia. Sólo en los últimos 800.000 años ha habido ocho ciclos de glaciaciones y períodos más cálidos, y el final de la última glaciación, hace unos 11.700 años, marcó el inicio de la era climática moderna, y de la civilización humana. La mayoría de estos cambios climáticos se atribuyen a variaciones muy pequeñas en la órbita de la Tierra que modifican la cantidad de energía solar que recibe nuestro planeta.

Este gráfico, basado en la comparación de muestras atmosféricas contenidas en núcleos de hielo y en mediciones directas más recientes, aporta pruebas de que el CO2 atmosférico ha aumentado desde la Revolución Industrial. (Crédito: Luthi, D., et al.. 2008; Etheridge, D.M., et al. 2010; datos del núcleo de hielo de Vostok/J.R. Petit et al.; registro de CO2 de la NOAA en Mauna Loa). Más información sobre los núcleos de hielo (sitio externo).

La tendencia actual al calentamiento es diferente porque es claramente el resultado de las actividades humanas desde mediados del siglo XIX, y se está produciendo a un ritmo que no se ha visto en muchos milenios recientes.1 Es innegable que las actividades humanas han producido los gases atmosféricos que han atrapado más energía del Sol en el sistema terrestre. Esta energía adicional ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra, y se han producido cambios rápidos y generalizados en la atmósfera, el océano, la criosfera y la biosfera.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad