Saltar al contenido

Huella de carbono alcance 1 2 y 3

julio 23, 2022

Ejemplos de emisiones de alcance 1, 2 y 3

Las emisiones de alcance 1 son las emisiones directas de gases de efecto invernadero (GEI) que se producen a partir de fuentes controladas o propiedad de una organización (por ejemplo, las emisiones asociadas a la combustión de combustibles en calderas, hornos, vehículos). Las emisiones de alcance 2 son emisiones indirectas de GEI asociadas a la compra de electricidad, vapor, calor o refrigeración. Aunque las emisiones de alcance 2 se producen físicamente en las instalaciones donde se generan, se contabilizan en el inventario de GEI de una organización porque son el resultado del uso de energía de la organización.

Emisiones de carbono de alcance 3

En este artículo de Green Business Bureau, explicamos qué son las emisiones de alcance 1, 2 y 3, para ayudarle a entender el sistema de clasificación de emisiones del Protocolo de GEI. También explicamos por qué es importante clasificar las emisiones de las empresas en todas las operaciones.

Los temas incluyen la creación de la base, el lanzamiento del programa, las iniciativas medioambientales, las iniciativas de responsabilidad social, la aceptación de la responsabilidad, la celebración del éxito, la finalización de la certificación y la creación de un plan de marketing.

Las emisiones de alcance 1, 2 y 3 son un sistema de clasificación que se utiliza para agrupar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) ejercidas por una organización, para ayudar a medir, gestionar y reducir las emisiones de la empresa. Este sistema de emisiones de alcance 1, 2 y 3 apareció por primera vez en el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero de 2001. El objetivo era aclarar qué emisiones empresariales debían medirse y gestionarse, y cómo.

La introducción de los 3 alcances de las emisiones fue un avance que se produjo cuando el impulso de la acción climática se disparó. Y este impulso hacia un mundo con bajas emisiones de carbono no ha hecho más que aumentar a lo largo de los años, y 2015 marcó un punto importante en nuestra historia. En ese momento, 192 países (además de la Unión Europea) firmaron el Acuerdo Climático de París, que se propuso limitar el aumento de la temperatura global a 2 °C (35,6 °F) por encima de los niveles preindustriales para 2040.

Emisiones de alcance

La huella de carbono es el total de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) causadas por un individuo, evento, organización, servicio, lugar o producto, expresado como dióxido de carbono equivalente (CO2e)[1] Los gases de efecto invernadero, incluidos los gases que contienen carbono, el dióxido de carbono y el metano, pueden ser emitidos a través de la quema de combustibles fósiles, el desmonte de tierras y la producción y el consumo de alimentos, bienes manufacturados, materiales, madera, carreteras, edificios, transporte y otros servicios[2].

En la mayoría de los casos, la huella de carbono total no puede calcularse con exactitud debido al conocimiento inadecuado de los datos sobre las complejas interacciones entre los procesos que contribuyen, incluida la influencia de los procesos naturales que almacenan o liberan dióxido de carbono. Por esta razón, Wright, Kemp y Williams propusieron la siguiente definición de huella de carbono

Una medida de la cantidad total de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4) de una población, sistema o actividad definida, considerando todas las fuentes, sumideros y almacenamientos relevantes dentro del límite espacial y temporal de la población, sistema o actividad de interés. Calculado como equivalente de dióxido de carbono utilizando el potencial de calentamiento global a 100 años correspondiente (GWP100)[3].

Ejemplos de emisiones de alcance 2

La base de cualquier estrategia de acción climática eficaz es el seguimiento y la medición de sus emisiones de carbono con precisión. Comprender su Huella de Carbono Corporativa y los diferentes tipos de emisiones, clasificadas como alcance 1, alcance 2 y alcance 3, puede ser un proceso difícil. Sin embargo, es un paso crucial para reducir el impacto climático de su organización y alcanzar los objetivos de acción climática. Esta guía le guiará a través de la información fundamental sobre las emisiones de alcance 1, 2 y 3.

La comunidad internacional reconoce desde hace tiempo la necesidad de reducir las emisiones de efecto invernadero y detener el calentamiento global. Con el Protocolo de Kioto en 1997, acordaron por primera vez en la historia objetivos y medidas vinculantes para combatir el cambio climático. Este acuerdo fue la base del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Lanzado en 1998, el Protocolo de GEI es el marco estándar mundial para medir y gestionar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes de las operaciones del sector privado y público, las cadenas de valor y las acciones de mitigación.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad