Saltar al contenido

Consecuencias irreversibles del cambio climatico

julio 23, 2022

El cambio climático no se puede detener

El cambio climático ya está causando efectos generalizados, generalizados y a veces irreversibles en las personas y los ecosistemas de todo el mundo, según un informe histórico que advierte de que cada vez está más claro que hay límites para que la humanidad pueda adaptarse a un mundo que se calienta.

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) señala que hasta 3.600 millones de personas viven en zonas muy vulnerables al cambio climático, sobre todo a causa del calor extremo, las lluvias torrenciales, la sequía y las condiciones meteorológicas que favorecen los incendios. Durante una conferencia de prensa, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, lo calificó de «atlas del sufrimiento humano».

Desde la última evaluación realizada por el grupo hace ocho años, cada vez es más posible atribuir los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos al cambio climático provocado por el hombre. Un mensaje claro del resumen de 35 páginas para los responsables políticos (el informe completo tiene 3.675 páginas) es que mantener el calentamiento dentro del objetivo de 1,5 °C del Acuerdo de París limitará los impactos y hará más factible la adaptación.

El cambio climático, ¿cuándo es demasiado tarde?

Los científicos han predicho que los efectos a largo plazo del cambio climático incluirán una disminución del hielo marino y un aumento del deshielo del permafrost, un aumento de las olas de calor y de las precipitaciones intensas, y una disminución de los recursos hídricos en las regiones semiáridas.

Con el aumento de las temperaturas de la superficie del planeta, es probable que se produzcan más sequías y un aumento de la intensidad de las tormentas. A medida que se evapora más vapor de agua en la atmósfera, se convierte en combustible para que se desarrollen tormentas más potentes. El aumento del calor en la atmósfera y las temperaturas más cálidas de la superficie del océano pueden provocar un aumento de la velocidad del viento en las tormentas tropicales. El aumento del nivel del mar expone a lugares más altos…

Con el aumento de las temperaturas de la superficie del planeta es probable que se produzcan más sequías y un aumento de la intensidad de las tormentas. A medida que se evapora más vapor de agua en la atmósfera, se convierte en combustible para que se desarrollen tormentas más potentes. El aumento del calor en la atmósfera y las temperaturas más cálidas de la superficie del océano pueden provocar un aumento de la velocidad del viento en las tormentas tropicales. El aumento del nivel del mar expone a lugares más altos…

Qué pasará si no detenemos el cambio climático

El último de esos informes ha llegado esta semana y las noticias son nefastas. Los científicos de todo el mundo afirman que la crisis ha llegado y que, si no actuamos ahora, varios sistemas planetarios cruciales están a punto de sufrir daños permanentes.

Desde la década de 1880, la temperatura de la Tierra ha aumentado más de 2 grados, según la NASA. Puede que no parezca mucho, pero es suficiente para alterar los sistemas naturales que sustentan a todos los seres vivos, incluidos los humanos.

«Las pruebas recientes son bastante alarmantes. Realmente parece que nos estamos acercando a un lugar donde una cantidad relativamente modesta de secado podría acabar con la selva tropical y convertirla en otra cosa», dijo Daniel Swain, un científico del clima de la Universidad de California en Los Ángeles.

Un estudio publicado el mes pasado descubrió signos de pérdida de hábitat en más del 75% de la selva tropical desde principios de la década de 2000, Un documento de 2020 estimó que hasta el 40% de la selva tropical existente podría no volver a crecer si se destruye.

Los corales son vitales para la salud de los océanos. Aunque sólo cubren el 0,2% del suelo oceánico, albergan al menos una cuarta parte de todas las especies marinas. Proporcionan seguridad a los peces juveniles y son el hogar de los pequeños organismos y peces que sirven de alimento a los peces más grandes. Los científicos estiman que los arrecifes representan el 25% del pescado capturado en los países en desarrollo.

Punto de no retorno del cambio climático

El cambio climático global no es un problema futuro. Los cambios en el clima de la Tierra provocados por el aumento de las emisiones humanas de gases de efecto invernadero que atrapan el calor ya están teniendo efectos generalizados en el medio ambiente: los glaciares y las capas de hielo se están reduciendo, el hielo de los ríos y los lagos se está rompiendo antes, las áreas de distribución de las plantas y los animales se están desplazando y las plantas y los árboles están floreciendo antes.

Algunos cambios (como las sequías, los incendios forestales y las precipitaciones extremas) están ocurriendo más rápido de lo que los científicos habían evaluado anteriormente. De hecho, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) -el organismo de las Naciones Unidas creado para evaluar la ciencia relacionada con el cambio climático- los seres humanos modernos nunca habían visto los cambios observados en nuestro clima global, y algunos de estos cambios son irreversibles en los próximos cientos o miles de años.

El Sexto Informe de Evaluación del IPCC, publicado en 2021, concluyó que las emisiones humanas de gases que atrapan el calor ya han calentado el clima en casi 2 grados Fahrenheit (1,1 grados Celsius) desde la época preindustrial (a partir de 1750).1 Se espera que la temperatura media mundial alcance o supere los 1,5 grados C (unos 3 grados F) en las próximas décadas. Estos cambios afectarán a todas las regiones de la Tierra.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad