Saltar al contenido

Cambio climático glaciares

julio 23, 2022

Comentarios

Esta imagen de satélite en falso color muestra el glaciar Gangotri, situado en el distrito de Uttarkashi, en el Himalaya de Garhwal. Con una longitud actual de 30,2 kilómetros y una anchura de entre 0,5 y 2,5 kilómetros, el glaciar Gangotri es uno de los mayores del Himalaya. El Gangotri lleva retrocediendo desde 1780, aunque los estudios muestran que su retroceso se aceleró después de 1971. Obsérvese que las líneas de contorno azules dibujadas aquí para mostrar el retroceso de la terminación del glaciar a lo largo del tiempo son aproximadas. En los últimos 25 años, el glaciar Gangotri ha retrocedido más de 850 metros (930 yardas), con un retroceso de 76 metros (83 yardas) sólo de 1996 a 1999. -Crédito: NASA, basado en datos proporcionados por el equipo científico de ASTER. Límites del retroceso de los glaciares por cortesía del Land Processes Distributed Active Archive Center.

Los científicos también están descubriendo que los glaciares revelan pistas sobre el calentamiento global. ¿Cuánto se calienta nuestra atmósfera de forma natural entre las edades de hielo? ¿Cómo afecta la actividad humana al clima? Como los glaciares son tan sensibles a las fluctuaciones de temperatura que acompañan al cambio climático, la observación directa de los glaciares puede ayudar a responder a estas preguntas. Desde principios del siglo XX, con pocas excepciones, los glaciares de todo el mundo han retrocedido a un ritmo sin precedentes. Algunos científicos atribuyen este retroceso masivo de los glaciares a la Revolución Industrial, que comenzó alrededor de 1760. De hecho, varios casquetes, glaciares y plataformas de hielo han desaparecido por completo en este siglo. Muchos otros están retrocediendo tan rápidamente que podrían desaparecer en cuestión de décadas.

El deshielo de los glaciares

Aysén (Chile) (AFP) – Una grieta se ensancha en el glaciar San Rafael, en el extremo sur de Chile, y un iceberg de diez pisos se estrella en el lago del mismo nombre, un dramático recordatorio de los impactos del calentamiento global.

En el lago San Rafael flotan hoy unos 100 icebergs, trozos desprendidos del glaciar que hace 150 años se extendía por dos tercios de la masa de agua y que ahora está libre de hielo.El glaciar San Rafael es uno de los 39 del Campo de Hielo Patagónico Norte (3.500 kilómetros cuadrados), que junto con el Campo de Hielo Patagónico Sur (11.000 km2), en la región chilena de Aysén, forman una de las mayores masas de hielo del mundo. Según la Agencia Espacial Europea, las imágenes de satélite muestran que el San Rafael es uno de los glaciares más activos del mundo y el que más rápido se mueve en la Patagonia, «fluyendo» a una velocidad de unos 7,6 kilómetros al año, «retrocediendo dramáticamente bajo la influencia del calentamiento global».

Menos nieve y hielo cambio climático

Cuando un cubito de hielo se expone a una fuente de calor, como el agua o el aire caliente, se derrite. Por ello, no es de extrañar que el calentamiento del clima esté provocando el deshielo de nuestros glaciares y capas de hielo. Sin embargo, predecir cuánto se derretirán los glaciares y las capas de hielo y con qué rapidez -componentes clave del aumento del nivel del mar- no es tan sencillo.

Los glaciares y las capas de hielo son estructuras mucho más complejas que los cubos de hielo. Se forman cuando la nieve se acumula y es comprimida en hielo por la nueva nieve durante muchos años. A medida que crecen, comienzan a moverse lentamente bajo la presión de su propio peso, arrastrando con ellos rocas y restos más pequeños por la tierra. El hielo glacial que se extiende hasta cubrir grandes masas de tierra, como ocurre en la Antártida y Groenlandia, se considera una capa de hielo.

Los procesos que hacen que los glaciares y las capas de hielo pierdan masa son también más complejos. La superficie de un cubo de hielo se funde cuando se expone al aire ambiente (caliente). Y aunque el aire caliente derrite la superficie de los glaciares y las capas de hielo, también se ven afectados de forma significativa por otros factores, como el agua del océano que los rodea, el terreno (tanto terrestre como oceánico) sobre el que se mueven, e incluso su propia agua de deshielo.

Cambio climático de la sequía

Reimpresiones y autorizacionesAcerca de este artículoCite este artículoLaurent, L., Buoncristiani, JF., Pohl, B. et al. The impact of climate change and glacier mass loss on the hydrology in the Mont-Blanc massif.

Sci Rep 10, 10420 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-67379-7Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

ComentariosAl enviar un comentario aceptas cumplir con nuestros Términos y Directrices de la Comunidad. Si encuentras algo abusivo o que no cumple con nuestros términos o directrices, por favor márcalo como inapropiado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad