Saltar al contenido

Cambio climatico en españa consecuencias

julio 23, 2022

Clima del Reino Unido

Las emisiones anuales de C02 en 2019 fueron de 252,68 millones de toneladas, las emisiones de CO2 per cápita fueron de 7,1 toneladas en 2019[3] España representa el 9% del total de las emisiones de CO2 de la Unión Europea y las emisiones de CO2 se redujeron un 27% en 2019 respecto a los niveles de 2005, lo que es superior a la media de la UE[4].

La temperatura ha subido 1,5 grados centígrados entre 1965 y 2015[1] Según la Aemet la frecuencia de olas de calor se ha duplicado desde 2010, la frecuencia de olas de calor entre 1980-2000 era de 10 a 12 olas de calor por década. Entre 2010-2020 el número de olas de calor fue de 24. La duración de las olas de calor será mayor, con al menos 41 días de calor extremo en 2050 y 50 días en el peor escenario de emisiones. En comparación con las olas de calor del periodo 1971-2000, cuando la media de días era de 21 días anuales[2].

España tiene el mayor riesgo de desertificación de la UE. El 75% de España ya se considera seca o semiárida. Alrededor del 20% de España ya está desertificada, y otro 1% corre el riesgo de desertificarse, principalmente a causa de las prácticas agrícolas[5].

España, objetivo de energía renovable para 2030

El cambio climático y sus consecuencias se consideran los mayores retos para la humanidad en el siglo XXI (82%). Esta cifra es superior al 73% en todos los grupos de edad y tendencias políticas de la población española.

La mayoría de los españoles (81%) considera que el cambio climático tiene un impacto en su vida cotidiana, lo que supone un aumento de 5 puntos respecto al año pasado (76%). Esta cifra es también cuatro puntos superior a la de los europeos en general (77%).

La gran mayoría de los españoles (83%) cree que la emergencia climática les preocupa más que a su propio gobierno (ocho puntos más que la media europea del 75%). Afirman que las medidas en vigor son demasiado flexibles y permiten a los particulares y a las empresas evitar cambiar sus comportamientos y prácticas. El 58% de los ciudadanos españoles cree, por tanto, que España no conseguirá reducir drásticamente sus emisiones de carbono para 2050, tal y como se comprometió en los Acuerdos de París.

Una importante mayoría de los españoles piensa que su país debería apostar más por las energías renovables (76%) para hacer frente a la crisis climática, una cifra que supera en 13 puntos la media europea (63%). Los españoles con opiniones políticas de izquierdas apoyan mucho más las renovables que los de derechas (85% frente al 65%), una diferencia de 20 puntos.

Cambio climático en los Países Bajos

ResiduosSegún datos de Eurostat, durante 2018 se generaron en España 137,8 millones de toneladas de residuos. De ellos, 112 millones de toneladas fueron tratadas. 2,4 millones de toneladas de residuos fueron a operaciones de relleno, 57 millones de toneladas de residuos fueron a vertedero y 48,7 millones de toneladas de residuos fueron reciclados.Según datos del INE (Estadística de recogida y tratamiento de residuos, 2018) en 2018 se recogieron 485,9 kilogramos de residuos municipales por habitante, un 0,4% más que en el año anterior. De ellos, 391,3 kilogramos por persona y año correspondieron a residuos mezclados y 94,6 kilogramos a la recogida selectiva.

Regionalización dinámica: La iniciativa EURO-CORDEX: EURO-CORDEX proporciona actualmente proyecciones con diferentes modelos climáticos regionales (MCR), anidados en diferentes modelos climáticos globales CMIP5, para el escenario histórico y los escenarios de emisiones RCP4.5 y RCP8.5. Para Europa la resolución estándar es de 0,11°.Los datos observacionales representativos del clima regional en España se toman de Spain02_v5, un conjunto de datos observacionales interpolados en cuadrícula generado en el marco de EURO-CORDEX (Herrera et al. 2016; disponible en http://www.meteo.unican.es/datasets/spain02). Esta fuente de información proporciona datos diarios de precipitación y temperatura entre 1971 y 2015, en la misma malla de 0,11º utilizada por los modelos EURO-CORDEX. Los periodos considerados son 1971-2000 para el clima observado e histórico simulado por los RCMs, y 2011-2040, 2041-2070 y 2071-2100 para los periodos futuros correspondientes a las proyecciones de los RCMs según los escenarios de emisiones RCP4.5 y RCP8.5.2.

Cambio climático Europa

Cada año, la rama de acción climática de la ONU, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (la mayoría de la gente va con la «CMNUCC»), reúne a casi 200 países en una reunión de la Conferencia de las Partes (COP) para hablar de los esfuerzos globales sobre el clima y la aplicación del Acuerdo de París.

A Brasil se le concedió el evento el pasado otoño, pero se echó atrás apenas dos meses después, tras la elección del negacionista del clima Jair Bolsonaro como presidente. Poco después, Chile, un líder mundial en ascenso en materia de acción climática y energías renovables, dio un paso al frente.

La decisión de Chile se produjo poco más de un mes antes del inicio de la COP 25, lo que creó un futuro incierto para uno de los eventos climáticos más importantes del mundo. Por suerte, una nación que se encuentra a medio mundo de distancia -y que busca aumentar sus propias ambiciones climáticas- estaba dispuesta a tomar las riendas.

La decisión de acoger la COP 25 es sólo el último incidente que demuestra que, tras un comienzo desigual, España se está convirtiendo en un verdadero líder en materia de clima. El país está sintiendo los efectos de la crisis climática, y en lugar de esconder la cabeza en la arena como cierta gran potencia mundial, está a la altura de las circunstancias prometiendo algunos cambios importantes en los próximos años.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad