Saltar al contenido

Cambio climático en el pasado

julio 23, 2022

Cronología del cambio climático

La Tierra se formó hace unos 4.500 millones de años, es decir, hace mucho tiempo. Es difícil decir con exactitud cómo era el clima diario de la Tierra en un lugar concreto en un día concreto hace miles o millones de años. Pero sabemos mucho sobre cómo era el clima de la Tierra en aquella época gracias a los indicios que quedan en las rocas, el hielo, los árboles, los corales y los fósiles.

Estos indicios nos dicen que el clima de la Tierra ha cambiado muchas veces antes. Ha habido épocas en las que la mayor parte del planeta estaba cubierta de hielo, y también ha habido períodos mucho más cálidos. Durante al menos los últimos 650.000 años, las temperaturas y los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera han aumentado y disminuido siguiendo un patrón cíclico. ¿Puedes ver este patrón en el siguiente gráfico?

La forma de la órbita de la Tierra alrededor del sol cambia naturalmente con el tiempo, así como la forma en que la Tierra se inclina hacia el sol. Muchos de estos cambios se producen en ciclos que se repiten durante decenas de miles de años. Estos cambios afectan a la cantidad de energía solar que absorbe la Tierra, lo que a su vez afecta a la temperatura de la Tierra. Durante al menos los últimos millones de años, estos ciclos probablemente han hecho que la Tierra alterne entre períodos fríos y cálidos. Durante los últimos miles de años, hemos estado en un periodo relativamente más cálido.

Gráfico del calentamiento global en los últimos 200 años

«Calentamiento global» redirige aquí. Para otros usos, véase Cambio climático (desambiguación) y Calentamiento global (desambiguación). Este artículo trata sobre el cambio climático contemporáneo. Para las tendencias climáticas históricas, véase Variabilidad y cambio climático.

Cambio en la temperatura media del aire en superficie desde la revolución industrial, además de los factores que han provocado ese cambio. La actividad humana ha provocado el aumento de las temperaturas, y las fuerzas naturales han añadido cierta variabilidad[1].

El cambio climático contemporáneo incluye tanto el calentamiento global como sus impactos en los patrones climáticos de la Tierra. Ha habido periodos anteriores de cambio climático, pero los cambios actuales son claramente más rápidos y no se deben a causas naturales[2], sino a la emisión de gases de efecto invernadero, principalmente dióxido de carbono (CO2) y metano. La quema de combustibles fósiles para la producción de energía genera la mayor parte de estas emisiones. Ciertas prácticas agrícolas, los procesos industriales y la pérdida de bosques son fuentes adicionales[3] Los gases de efecto invernadero son transparentes a la luz solar, permitiéndole el paso para calentar la superficie de la Tierra. Cuando la Tierra emite ese calor en forma de radiación infrarroja, los gases lo absorben, atrapando el calor cerca de la superficie terrestre y provocando el calentamiento global.

Cambio climático global

La mayoría de los informes científicos sobre el clima analizan los cambios que se han producido desde la era preindustrial, o desde que se empezaron a llevar registros. Pero incluso mirando hacia atrás en la última década, está claro que nuestro mundo actual es muy diferente del mundo de 2010. El análisis de los datos sobre las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI), el aumento de la temperatura, la subida del nivel del mar y otros datos revelan tendencias preocupantes.

En los últimos 10 años ha habido algunos puntos positivos importantes para el clima. A principios de la década, las proyecciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sugerían que la trayectoria de las emisiones mundiales la encaminaban hacia un catastrófico calentamiento de 6˚C para finales de siglo, significativamente más alto que los 1,5-2 grados C (2,7-3,6 grados F) que los científicos recomiendan mantener para evitar los peores impactos climáticos. El informe de la AIE de este año prevé un calentamiento de entre 2,9 y 3,4 ºC con las políticas actuales, lo que pone de manifiesto la trayectoria de emisiones tan diferente que el mundo ha forjado en la última década.

Aunque estos ejemplos y otros muestran un progreso notable, en general nuestro sistema climático está dejando claro que no estamos actuando con la suficiente rapidez. A continuación se exponen varias tendencias notables que podemos observar en la última década:

Anomalías de la temperatura mundial desde 1880 hasta 2019

El clima de la Tierra ha cambiado a lo largo de la historia. Sólo en los últimos 800.000 años, ha habido ocho ciclos de edades de hielo y periodos más cálidos, y el final de la última edad de hielo, hace unos 11.700 años, marcó el inicio de la era climática moderna, y de la civilización humana. La mayoría de estos cambios climáticos se atribuyen a variaciones muy pequeñas en la órbita de la Tierra que modifican la cantidad de energía solar que recibe nuestro planeta.

Este gráfico, basado en la comparación de muestras atmosféricas contenidas en núcleos de hielo y en mediciones directas más recientes, aporta pruebas de que el CO2 atmosférico ha aumentado desde la Revolución Industrial. (Crédito: Luthi, D., et al.. 2008; Etheridge, D.M., et al. 2010; datos del núcleo de hielo de Vostok/J.R. Petit et al.; registro de CO2 de la NOAA en Mauna Loa). Más información sobre los núcleos de hielo (sitio externo).

La tendencia actual al calentamiento es diferente porque es claramente el resultado de las actividades humanas desde mediados del siglo XIX, y se está produciendo a un ritmo que no se ha visto en muchos milenios recientes.1 Es innegable que las actividades humanas han producido los gases atmosféricos que han atrapado más energía del Sol en el sistema terrestre. Esta energía adicional ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra, y se han producido cambios rápidos y generalizados en la atmósfera, el océano, la criosfera y la biosfera.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad