Saltar al contenido

Cambio climático china

julio 23, 2022

Contaminación en China

No se puede exagerar el papel de China en la solución internacional del cambio climático. China, que es probablemente el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, se ha convertido en el centro de atención a medida que el cambio climático adquiere mayor importancia como problema mundial. La mayor atención internacional al tema se refleja también en los círculos políticos nacionales de China, principalmente a través de la reestructuración institucional destinada a mejorar la coordinación gubernamental de las actividades políticas relacionadas con el clima. China ha publicado este año su primer plan nacional sobre el cambio climático, compuesto por medidas que se están adoptando en toda la economía y que pueden contribuir a frenar el crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero en el país.

Sin embargo, China se enfrenta a importantes retos para mitigar su creciente contribución a las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, lo que requerirá un nivel de esfuerzo mucho mayor que el que se puede conseguir con las medidas ya aplicadas. Entender la naturaleza de estos retos en el contexto chino ayuda a clarificar la posición negociadora de China en los foros internacionales y puede aportar ideas sobre la mejor manera en que la comunidad internacional podría involucrar a China para abordar el cambio climático global.1

Zonas climáticas de China

Los bosques almacenan enormes cantidades de carbono, por lo que su destrucción conlleva importantes consecuencias para el clima. TNC China se compromete a llevar a cabo proyectos de compensación de carbono forestal que tengan en cuenta el equilibrio del clima, la comunidad y la biodiversidad. Estos proyectos tienen como objetivo restaurar los múltiples beneficios y servicios que los bosques y los ecosistemas de humedales proporcionan a los seres humanos.

Hasta la fecha, TNC ha llevado a cabo más de 27.000 acres de proyectos de compensación de carbono forestal en China. Esto incluye la plantación de 24.000.000 de plantones de árboles, que deberían secuestrar 2.600.000 toneladas métricas de dióxido de carbono en 60 años.

Objetivo de cero emisiones en China

Las emisiones de carbono de China son enormes y crecientes, y eclipsan las de otros países. Los expertos coinciden en que sin una gran reducción de las emisiones chinas, el mundo no podrá ganar la lucha contra el cambio climático.En 2020, el Presidente de China, Xi Jinping, dijo que su país aspiraría a que sus emisiones alcanzaran su punto más alto antes de 2030 y a la neutralidad del carbono antes de 2060. Su declaración se ha confirmado ahora como la posición oficial de China antes de la cumbre mundial sobre el clima COP26 en Glasgow.Pero China no ha dicho exactamente cómo se alcanzarán estos objetivos. Crecimiento explosivoSi bien todos los países tienen problemas para reducir sus emisiones, China es el que se enfrenta a un mayor desafío. Las emisiones de China por persona son aproximadamente la mitad de las de EE.UU., pero su enorme población de 1.400 millones de habitantes y su explosivo crecimiento económico la han situado muy por delante de cualquier otro país en cuanto a emisiones totales.

Emisiones de carbono en China

2Desde el inicio de la cooperación internacional en materia de cambio climático, China ha experimentado enormes cambios en muchos aspectos. La reforma económica ha incrementado el comercio de China con el exterior. Su adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC) convirtió a China en la «fábrica del mundo» y la ayudó a acumular una riqueza sin precedentes. Paralelamente a sus logros económicos, el volumen de emisiones de carbono de China aumentó exponencialmente, y desde 2005 ha superado a Estados Unidos como mayor emisor de carbono del mundo (véase el gráfico 1).

3Desde la perspectiva de los dirigentes chinos de la década de 1990, la degradación del medio ambiente era un precio necesario que había que pagar para aliviar la pobreza a gran escala. Como corolario, China no debía recortar los niveles de emisión de carbono, y los países desarrollados debían contribuir a la transferencia de tecnología a los países en desarrollo para facilitar el control de la emisión global de carbono.5 Los dirigentes chinos también se mostraron cautos ante la posibilidad de que las potencias extranjeras intentaran interferir en los asuntos internos de China en nombre de la protección del medio ambiente.6

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad