Saltar al contenido

¿Cuál es la diferencia entre instalaciones aisladas y autoconsumo?

marzo 20, 2022
¿Cuál es la diferencia entre instalaciones aisladas y autoconsumo?

Pruebas eléctricas Procedimiento de aislamiento seguro para una sola fase

No, la energía solar fotovoltaica produce energía eléctrica a partir de la radiación solar mediante el llamado «efecto fotovoltaico», reconocido ya en 1839. La energía solar térmica utiliza el calor del sol para calentar un fluido.

Realizamos un estudio energético personalizado donde definimos de forma exhaustiva los parámetros técnicos, ambientales, económicos y financieros necesarios para reducir la factura eléctrica y las emisiones de CO2.

La instalación tiene un precio total en euros, y un precio unitario que es el que refleja la relación €/Wp que implica cuánto me cuesta cada vatio de potencia que instalo, de forma simplificada es el valor que nos permite comparar 2 instalaciones de similares características.

Una instalación fotovoltaica tiene una vida útil estimada de más de 30 años. Hay módulos fotovoltaicos que llevan funcionando desde los años 80. Sin embargo, nuestro dimensionamiento implica una vida útil de 25 años.

Una instalación de autoconsumo no tributa por la energía ahorrada, es una instalación que se conecta a la red interior, por ejemplo, es como poner una luz LED o un electrodoméstico más eficiente.

¿Cuál es la diferencia entre una tierra aislada naranja

El autoconsumo solar es el acto de utilizar su energía solar para hacer funcionar aparatos dentro de su casa o negocio. Siempre que disponga de un contador de energía neto (también conocido como bidireccional), esto ocurrirá automáticamente cuando los aparatos se enciendan en su casa mientras su sistema solar esté produciendo energía.

Si no hay nadie que utilice la electricidad durante las horas de luz y los aparatos no se han programado (o no se controlan a distancia) para que se enciendan, la energía solar que no se utilice en ese momento se enviará automáticamente a la red.

El último de estos programas se cerró a los nuevos solicitantes hace varios años, así que si hace poco que has instalado tu sistema solar -o todavía estás buscando uno- es probable que tu tarifa de alimentación solar sea muy baja. De hecho, la mayoría de los estados tienen actualmente FiTs en el rango de 6-8c por kilovatio-hora (kWh) – alrededor de 1/3 del precio de lo que se paga por la energía de la red, que puede costar entre 20-30c/kWh.

En pocas palabras, esto significa que cada vez que se utiliza una unidad de energía de la instalación solar en lugar de comprarla a la red, se ahorran 20-30 céntimos en lugar de ganar sólo 6-8 céntimos. Claramente, esto da a los propietarios de sistemas solares un fuerte incentivo para autoconsumir la energía solar.

Aislamiento seguro de un aparato de consumo (monofásico de 230 voltios)

Las instalaciones se realizan con proyecto y son siempre personalizadas ya que no todos los tejados y casas son iguales. Efecte Fotovoltaic le ayudará y asesorará durante todo el proceso. Por otro lado, también es importante tener en cuenta otros factores, como que no todas las familias tienen el mismo consumo y que existen diferentes calidades y productos en el mercado. Todo esto también afectará al proyecto y al presupuesto final. No obstante, para que se haga una idea, para una vivienda con un consumo en la factura eléctrica de 80 euros al mes, la instalación rondaría los 4.000-5.000 euros.

El ahorro dependerá del grado de aprovechamiento de la energía generada por los módulos. En la medida de lo posible, debemos modificar los hábitos de consumo hacia las horas de sol. De lo contrario, sólo contaríamos con la compensación de los excedentes.

La compensación de los excedentes consiste en un descuento en la factura eléctrica. En cada periodo de facturación, la empresa distribuidora facilitará los datos de consumo y excedentes a la comercializadora, y ésta descontará los kWh valorados al precio medio del mercado, entre 0,45 kWh y 0,6 kWh.

Cómo aislar de forma segura un circuito de enchufe monofásico

Desde hace unos meses, el término «autoconsumo energético» ha comenzado a extenderse entre los profesionales del sector eléctrico, los empresarios con negocios que tienen elevadas facturas de electricidad y los usuarios domésticos en general. Los medios de comunicación técnicos también están ayudando a esa evolución a través de numerosos artículos en los que se enumeran las ventajas de ese autoconsumo en términos de independencia energética, mejor previsión de costes y reducción de los gastos de energía.

Las causas de la explosión encubierta que se está produciendo con esta tecnología pueden atribuirse, en primer lugar, a la repentina penalización que ha experimentado el desarrollo de las energías renovables y que ha motivado que miles de personas empleadas en este campo hayan tenido que impulsar la aparición de nuevas formas de ganarse la vida con lo que saben hacer, es decir instalando paneles fotovoltaicos para generar energía para diferentes perfiles de consumo y, en segundo lugar, prohibiendo expresamente el almacenamiento de energía en el famoso Real Decreto 1699/2011 que el Gobierno publicó para intentar regular el sector y que ha servido de palanca para idear nuevas formas de no aprovecharlo y para que las Comunidades Autónomas se enfrenten al Gobierno central en materia regulatoria sobre este tema.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad