Saltar al contenido

¿Qué tan contaminante es la biomasa?

marzo 17, 2022
¿Qué tan contaminante es la biomasa?

La biomasa es neutra en carbono

ReferenciasDescargar referenciasAgradecimientosDeseamos agradecer a los participantes de este estudio su tiempo y paciencia y a nuestro personal de campo su duro trabajo. icddr,b reconoce con gratitud el compromiso de los NIH y de la Oficina de Iniciativas de Salud Global de la Universidad de Buffalo con sus esfuerzos de investigación. icddr,b también agradece a los Gobiernos de Bangladesh, Canadá, Suecia y el Reino Unido por proporcionar apoyo básico/sin restricciones.

Esta investigación fue financiada por la subvención de formación T32AI007614 de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EE.UU. “Formación en patogénesis microbiana” y la Oficina de Iniciativas de Salud Global de la Universidad de Buffalo. El financiador no tuvo ningún papel en el diseño del estudio, la recogida de datos, el análisis o la interpretación de los datos, ni en la redacción del manuscrito.

Los conjuntos de datos generados y analizados durante el presente estudio no están disponibles públicamente debido a la preocupación por la confidencialidad de los participantes, pero los datos desidentificados y el código analítico están disponibles a través del autor correspondiente si se solicita razonablemente.

Recursos de biomasa

La bioenergía es un tipo único de electricidad renovable: a diferencia de la solar, la eólica y la hidroeléctrica, la generación de energía a partir de la biomasa emite gases de efecto invernadero y contaminantes a la atmósfera. Sin embargo, debido a la naturaleza renovable de la biomasa, muchos la consideran una fuente de electricidad neutra en carbono.¿Es la biomasa/bioenergía neutra en carbono?

Cuando quemamos biomasa para obtener calor o electricidad, se libera dióxido de carbono a la atmósfera. Sin embargo, las fuentes de biomasa, como los cultivos agrícolas y los árboles, también capturan el dióxido de carbono durante el proceso de fotosíntesis y lo retienen. Si los árboles y otras plantas absorben tanto dióxido de carbono como el que emiten durante el proceso de combustión de la biomasa, el ciclo del carbono se mantiene en equilibrio.

  ¿Qué tipos de biomasa existen según su origen?

Sin embargo, en la práctica no es tan sencillo: el impacto de la bioenergía en el carbono depende de la tecnología de combustión, de la forma en que se coseche la biomasa, de los esfuerzos de recrecimiento, del tipo de biomasa utilizada, del momento en que se produzca y del recurso energético que se sustituya.

Por ejemplo, consideremos la electricidad procedente de la biomasa leñosa: la quema de madera para producir electricidad emite dióxido de carbono a la atmósfera, pero los árboles volverán a crecer y capturarán el dióxido de carbono emitido. Sin embargo, los bosques pueden tardar décadas en volver a crecer y secuestrar el carbono, por lo que la neutralidad del carbono de esa fuente de bioenergía depende del plazo que se considere. Si las empresas queman árboles a un ritmo más rápido que el de su replantación y crecimiento, o si queman árboles que de otro modo quedarían intactos en un bosque, la neutralidad del carbono se ve comprometida. Los árboles y otras plantas también capturan distintas cantidades de carbono en función de su edad, lo que complica aún más la contabilización del carbono de la biomasa leñosa.

Coste de la biomasa

La biomasa y los biocombustibles fabricados a partir de ella son fuentes de energía alternativas a los combustibles fósiles: carbón, petróleo y gas natural. La quema de combustibles fósiles o de biomasa libera dióxido de carbono (CO2), un gas de efecto invernadero. Sin embargo, las plantas que son la fuente de energía de la biomasa capturan casi la misma cantidad de CO2 a través de la fotosíntesis mientras crecen que la que se libera cuando la biomasa se quema, lo que puede hacer que la biomasa sea una fuente de energía neutra en carbono.1

  ¿Cuáles son las características de la biomasa?

El uso de la madera, los pellets de madera y el carbón vegetal para calentar y cocinar puede sustituir a los combustibles fósiles y, en general, reducir las emisiones de CO2. La madera puede obtenerse de los bosques, de las parcelas que hay que entresacar o de los árboles urbanos que se caen o hay que talar.

El humo de la madera contiene contaminantes nocivos como el monóxido de carbono y las partículas. Las modernas estufas de leña, las estufas de pellets y los insertos para chimeneas pueden reducir la cantidad de partículas procedentes de la quema de madera. La madera y el carbón vegetal son los principales combustibles para cocinar y calentarse en los países pobres, pero si la gente recoge la madera más rápido de lo que pueden crecer los árboles, se produce la deforestación. La plantación de árboles de crecimiento rápido como combustible y el uso de cocinas de bajo consumo pueden ayudar a frenar la deforestación y mejorar el medio ambiente.

Contaminantes geotérmicos

Los impactos ambientales de la quema de biomasa para producir electricidad están bien documentados. Cuando las centrales eléctricas utilizan biomasa como combustible -en particular, biomasa procedente de los bosques- pueden aumentar las emisiones de carbono en comparación con el carbón y otros combustibles fósiles durante décadas. La industria de la biomasa también pone en peligro algunos de nuestros bosques más preciados. Pero esta semana, es la comunidad médica y de salud pública la que se pronuncia sobre los males de la bioenergía. En una nueva y poderosa carta firmada por la Red de Alergia y Asma, la Academia Americana de Pediatría, la Asociación Americana del Pulmón, la Asociación Americana de Salud Pública, la Fundación Americana de Asma y Alergia, la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud de Condados y Ciudades, la Asociación Nacional de Salud Ambiental y Médicos por la Responsabilidad Social, el mensaje de la comunidad sanitaria es claro:

  ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la biomasa?

“La biomasa dista mucho de ser “limpia”: la quema de biomasa genera una contaminación del aire que provoca una amplia gama de daños a la salud, desde ataques de asma hasta cáncer y ataques cardíacos, lo que provoca visitas a las salas de emergencia, hospitalizaciones y muertes prematuras”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad